Un superalimento rico en fibras, potasio y azúcares naturales que posee múltiples propiedades para cuidar tu salud.

figs-1620664_960_720

El higo es una fruta nativa de Asia Menor, Persia y Siria que se cultiva desde los tiempos antiguos, de hecho fue una de las primeras plantas cultivadas por los humanos.

Tanto los higos como las hojas de la higuera, con las que pueden realizarse infusiones, aportan beneficios para la salud.

Aquí les dejamos 10 de ellos:

  1. Controlar la presión: por su contenido de potasio.
  2. Reducir los niveles de colesterol: porque contienen altas concentraciones de fibra.
  3. Energizantes: debido a que aportan azucares que elevan los niveles de energía y la regulan durante el día.
  4. Antioxidantes: ayudan a luchar contra los radicales libres, por lo que mejoran la apariencia de la piel, combaten enfermedades degenerativas, el envejecimiento prematuro y hasta algunos tipos de cáncer.
  5. Previenen la anemia: gracias al hierro que contienen. También aportan vitamina C, lo que favorece su absorción.
  6. Aceleran el sistema digestivo: por su alto aporte de fibra, lo que ayuda a combatir el estreñimiento, mejorando el tránsito intestinal. Es un laxante y diurético natural.
  7. Regulan los niveles de azúcar: por lo que son recomendables para los diabéticos, ya que reducen la necesidad de insulina.
  8. Antiinflamatorios: alivian la inflamación y reducen los dolores provocados por las úlceras estomacales, artritis e inflamaciones de la piel.
  9. Disminuyen los triglicéridos: previniendo infartos y el riesgo de obesidad.
  10. Ayudan a perder peso: el potasio que aportan previene la retención de líquidos y limpia el organismo de toxinas. Además, la fibra proporciona sensación de saciedad.

Finalmente, hay que tener en cuenta que el higo seco proporciona seis veces más energía que la fruta fresca concentrando el potasio, el magnesio y la vitamina A.

 Fuente: Salud.Facilísimo.
Fuente foto: Pixabay.

Fuente:
Eugenia Prieto
Buenas Noticias