Se consideran ingredientes fundamentales en Asia y Medio Oriente. Cada vez son más los estudios que aseguran sus beneficios para la salud.

19a084c0-51c0-4a92-8a59-78f4102dcab7

Distintas especias y hierbas, características de la gastronomía asiática y oriental, han sido destacadas por diversos estudios científicos debido a sus propiedades medicinales. “Ayudan con los desórdenes digestivos y algunas tienen valores antisépticos”, le dijo a la BBC Krishnapura Srinivasan, científico del Instituto de Investigación de Tecnología de los Alimentos (CFTRI) en India, el principal país productor de especias del mundo. Repasaremos algunas de ellas:

Ajo
Con su reputación de “antibiótico natural”, es un clásico de la cocina y tiene la capacidad de curar resfríos e inflamaciones, además de combatir la presión arterial elevada. “Algunos estudios indican que ciertos grupos de personas que comen más ajo tienen menos probabilidad de desarrollar ciertos tipos de cáncer, como el de estómago y colon. Pero sin embargo los suplementos de ajo no han mostrado el mismo beneficio”, señala el Instituto Nacional de Salud del Departamento de Salud de Estados Unidos.

Cúrcuma
Aunque muchos de los atributos que le asignan no han sido comprobados, algunos estudios científicos han confirmado que puede servir como antioxidante y analgésico, y tiene cualidades sedativas. “Es importante saber que la cúrcuma es muy segura cuando se usa para cocinar. No sabemos cuán segura es si se usa con motivos médicos”, advierte la organización Cancer Research UK, dedicada a financiar investigación sobre el cáncer en Reino Unido.

Cardamomo
Obtenida de semillas nativas del sudeste asiático, esta especia es utilizada en prácticas de medicina alternativa para eliminar toxinas. “Recientemente un estudio ha explorado los efectos antimicrobianos del extracto de cardamomo sobre las bacterias de la zona bucal y halló que era efectivo contra bacterias patógenas orales, como Streptococcus mutans y Candida albicans”, señaló Sharma, del Departamento de Salud Pública del Instituto de Ciencias Odontológicas KLE VK, en un artículo científico sobre esta especia publicado en 2012.

Fenogreco o alholva
Considerado una legumbre y cargado de proteínas, aporta un sabor agridulce a los platos de la cocina mediterránea. Algunos estudios médicos señalan que puede ayudar a controlar los niveles de azúcar en sangre en pacientes con diabetes tipo 2, pero la evidencia es escasa, señala el Instituto Nacional de Salud del Departamento de Salud de Estados Unidos.

Salvia
“La salvia tiene un largo historial de uso medicinal para dolencias que van desde desórdenes mentales a molestias gastrointestinales. Aunque no todas sus aplicaciones médicas han sido respaldadas por la investigación, algunas sí lo están”, señala la nutricionista de la Universidad Estatal de Ohio Megan Ware. Entre las verificadas se cuenta la gama de compuestos antioxidantes y antiinflamatorios que almacena la salvia, en algunas de sus 900 variedades. Y es una fuente de vitamina K, que ayuda en la coagulación de la sangre y contribuye con el mantenimiento del tejido óseo y los tejidos corporales.

Clavos de olor
Un estudio realizado en 2010 por la Universidad de Oslo sobre 3100 sustancias alimenticias en uso en todo el mundo estableció que el clavo era la que contenía la mayor cantidad de antioxidantes por gramo: un gramo de esta especia tiene lo mismo que media taza de frutos rojos, valorados tradicionalmente como una buena fuente de antioxidantes.

Fuente: BBC.