Diciembre es el último mes del año, el mes de hacer sociales, comer asados, fiestas de fin de año, verte con los que no te viste durante el invierno, el mes donde hay mucho trabajo, y sobre todo poco tiempo.

A esta altura del año muchos están estresados, cansados y solo pensando en que lleguen esos benditos 15 días de vacaciones para desconectar. Lo bueno es que existe una manera  de tener un estilo de vida equilibrado y seguir siendo exitoso. ¿Cómo estar balanceado cuando tu trabajo te lleva 9 horas? ¿Cómo disfrutar cuando no te alcanza el sueldo?

Cuando creemos que estamos muy ocupados para generar un cambio, le estamos diciendo eso mismo a nuestra mente:  ¨Que estamos muy ocupados¨

Pensemos en que todo está balanceado en la naturaleza: el océano con los peces,  los bosques con los pájaros, las golondrinas que viajan miles de km de Argentina a Estados unidos todos los años buscando la primavera, nosotros mismos tenemos dos piernas, dos ojos, dos pulmones, estamos completamente balanceados, pero cuando hay desequilibrio o desbalanceo  ocurren los desastres, este año se vieron los efectos súper tornados y terremotos, y se sufre el caos.

Lo mismo pasa con nosotros cuantos estamos desbalanceados, nos falta tiempo, nos falta energía y enfermamos, no sabemos dormir y nos cuesta levantarnos.

La mente nos puede hacer sentir culpables cuando no estamos con nuestros hijos, o por lo contrario cuando nos relajamos demasiado y no tomamos el control en nuestras responsabilidades.

Yo por mi parte sabía que tenía que organizarme así que pegue un cronograma en la heladera con mis actividades semanales, pero como no soy un robot, no funcionó.

Ahora tengo otra manera que se llama ¨El método de las grandes rocas¨

Anoten ahora cuáles son sus 3 grandes rocas, que es lo quisieran hacer dentro del lapso de cada semana ¿Cuáles son tus prioridades?

Quiero que se visualicen haciendo estas tres cosas, una por vez, por ejemplo jugar con tu hijos y disfrutar un momento con tu pareja y salir a cenar solos, pero tiene que ser tiempo de calidad, no importa si es una hora o tres, lo importante es que sepas que todos se divirtieron, también puede ser que tengas un proyecto personal y quieras enfocarte los miércoles a las 9 am en desarrollarlo, u otra gran roca podría ser visitar a tus amigos.

Después de hacer estas 3 grandes rocas en las 168 horas que tiene la semana, podes ir haciendo las actividades de menor importancia, y luego si todavía hay tiempo, las menor relevancia.

Asique te propongo que esta semana lleves a cabo las accione necesarias para respetarte y hacer lo que tu alma te pide, vas a ver que no vas a sentir más culpa y sobre todo vas a ser exitoso con tu tiempo, tu familia y tu proyecto personal.

Fuente: Dolores Perissé (Editora invitada a RBN)