Según un estudio realizado por la Organización Mundial de la Salud, nuestro país está cinco años por encima del promedio general en esperanza de vida.

¡Gran noticia!
¡Gran noticia!

La Organización Mundial de la Salud (OMS) difundió su informe anual “World Health Statistics”, donde realiza un análisis de la calidad de vida de los habitantes del planeta. Presenta con datos sobre la mortalidad, las enfermedades y los sistemas de salud de 194 países de todo el mundo en función de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) aprobados por la Asamblea General de las Naciones Unidas. Según sus últimos resultados, una persona que nació en Argentina en 2015 tiene una esperanza de vida de 76,3 años mientras que la media mundial está en 71,4, un promedio que creció cinco años desde 2000.

Estos datos ubican a la Argentina en el décimo lugar de los países con mejor expectativa de vida de América, cuyo ránking es liderado por Canadá (82,2), Chile (80,5), Costa Rica (79,6), Estados Unidos (79,3), Cuba (79,1), Panamá (77,8), Uruguay (77), México (76,7) y Antigua y Barbuda (76,4).

Entre los diez países con menos esperanza de vida del continente están Haití (63,5), Guyana (66,2), Belice (70,1), Bolivia (70,7), Trinidad y Tobago (71,2), Suriname (71,6), San Vicente y Grenadines (73,2), El Salvador (73,5), Granada (73,6) y República Dominicana (73,9).

Esta aumento en la expectativa de vida se debe a las mejoras en la supervivencia infantil, los avances en el control de la malaria y la ampliación del acceso a los antirretrovirales para el tratamiento del VIH”, principalmente en el continente africano, que en 2015 trepó a 60 años, 9,4 años más que en 2000.

En el otro extremo de la tabla, en donde la esperanza de vida es superior a los 80 años, están Japón, con 83,7 años de media, y le siguen Suiza (83,4), Singapur (83,1), Australia y España (ambos con 82,8), Italia (82,7), Islandia (82,7), Israel (82,5), Francia (82,4), Suecia (82,4), Corea del Sur (82,3) y Canadá (82,2).

En Argentina, la esperanza de vida de las mujeres es de 79,9 mientras que los hombres viven 72,7. Entre las principales dolencias que hacen que las condiciones de salud empeoren, el informe menciona los problemas óseo-musculares (problemas de espalda o cuello especialmente), la depresión o la ansiedad, las enfermedades neurológicas, la pérdida de oído y de visión, y los problemas cardiovasculares y la diabetes.

Fuente: Salud 360   –   (Colaboración de Pablo)