Costa Rica lidera la carrera mundial en cuanto a conciencia ecológica ya que entre 2015 y 2016 ya utilizaba un 98% de las energías renovables y hoy planea dejar de utilizar objetos de plástico de acá a cuatro años, convirtiéndose en el primer país del mundo en acabar con este tipo de consumo en su territorio.

Imagen relacionada
El 5 de junio de 2017, justamente en el día mundial del medio ambiente, fue anunciada esta estrategia que ya fue puesta en marcha desde hace rato. Para reemplazar este recurso, los objetos estarán hechos de materiales renovables o biodegradables en un período de seis meses como máximo. Esto se debe a que actualmente Costa Rica produce 4 toneladas de desechos al año, de los cuales una quinta parte termina en la naturaleza.

La iniciativa, tomada por el gobierno de Costa Rica y llevada a cabo por el ministro de Salud, del Medio Ambiente y la Energía, recibirá apoyo técnico y financiero de las Naciones Unidas y será apoyada por los gobiernos locales, la sociedad civil y varios actores del sector privado.

Edgar Gutiérrez, ministro del Medio Ambiente, María Esther Anchía, ministra de Salud y Alice Shackelford, representante de Costa Rica ante las Naciones Unidas, explicaron en un comunicado el pasado 18 de julio:

“Ser un país sin plástico es nuestro mantra y nuestra misión. No será fácil y el gobierno no puede hacerlo solo. Para promover estos cambios necesitamos que todos los sectores -públicos y privados- se comprometan a llevar a cabo acciones para reemplazar el plástico. Necesitamos también de la iniciativa y participación de todos: hombres, mujeres, niños y niñas”.

El comunicado hizo hincapié en cinco pilares estratégicos en los que se basará el proyecto: medidas a nivel local, políticas públicas, reemplazo de productos plásticos, la inversión en investigación, el desarrollo y las iniciativas estratégicas.

Cabe recordar que Costa Rica también tiene desde el año 2009, el compromiso de tener una huella de carbono neutra de acá a 2021, además de haber iniciado un programa de reforestación en 1984. “Creemos que la experiencia de un país pequeño como Costa Rica puede ser una fuente de inspiración para el mundo entero.” concluye el texto.
Y nosotros estamos de acuerdo.

 

Fuente: Konbini.
Fuente Foto: Kuoni.

Fuente:   María Inés Villola   Buenas Noticias