Gracias a su control Gesture, este dron te permite hacer selfis sin tener que usar el control remoto ni el smartphone, solo con los gestos de tu mano.

Esta última capacidad, que sus desarrolladores han denominado Gesture, te resultará especialmente útil si quieres hacerte selfis: únicamente tienes que llamar la atención de Spark moviendo los brazos y dibujar un marco con tus dedos para que sepa que estás listo para la foto.

El dron alcanza una velocidad máxima de 50 km/h y una altura de 30 metros, la autonomía de su batería es de dieciséis minutos y cuenta con unos detectores que identifican lo que tiene debajo para llevar a cabo aterrizajes seguros. ¿Su precio? Muy competitivo: 599 euros, en su opción más básica.

Puedes encontrar más artículos de tecnología como este en el número 434 de la revista Muy Interesante.

Fuente:  Muy Interesante