Un dispositivo de ultrasonidos diseñado para producir ondas sonoras  dirigidas se podría llegar a utilizar algún día para deshacer los coágulos sanguíneos causantes de los accidentes cerebrovasculares en el cerebro sin necesidad de cirugía o fármacos. Hasta ahora, el sistema sólo se ha probado en coágulos en tubos de ensayo y animales, pero los investigadores pretenden iniciar las pruebas en humanos a finales de 2011.

Thilo Hoelscher, neurólogo de la Universidad de California en San Diego, ataca a los coágulos con un dispositivo desarrollado por la compañía israelí de tecnología de ultrasonidos InSightec. El dispositivo rodea la cabeza con una serie de transductores capaces de dirigir los rayos de ultrasonidos hacia puntos concretos del cerebro sin dañar el cráneo.

La tecnología ya se está probando en pacientes para eliminar el tejido cerebral enfermo, pero el tratamiento de un derrame cerebral requerirá una mano más delicada. Hoelscher y sus colegas tendrán que demostrar que el dispositivo puede disolver un coágulo cerebral sin dañar el tejido cerebral colindante.

El dispositivo de ultrasonidos dirigidos de alta intensidad (HIFU) de InSightec es similar a un casco, alineado con más de 1.000 transductores de ultrasonidos. Cada uno de ellos se puede enfocar de forma individual para enviar un rayo al cerebro de la persona que lleva puesto el casco. Los haces dirigidos convergen en un punto de tan sólo cuatro milímetros de ancho, lo suficientemente preciso como para golpear un coágulo que bloquea una arteria y hacer que se disuelva en menos de un minuto.

Fuente: Technology Review

https://4.bp.blogspot.com/-vQdTkwoAKuo/WKpokFBLZUI/AAAAAAAAEJE/sFVr1XMnutouyh_6DLaFUA-iiL8m3ZfKgCLcB/s72-c/shantideva.jpg

Fuente:RSSMix.com Mix ID 8156608