a Una impresora 3D es una máquina capaz de realizar réplicas de diseños en 3D, creando piezas o maquetas volumétricas a partir de un diseño hecho por ordenador, descargado de internet o recogido a partir de un escáner 3D. Hasta ahora, sin embargo, las piezas obtenidas eran monocromas.

Esto cambia con la impresora 3D da Vinci Color de XYZprinting que, egún XYZprinting se trata de la primera impresora 3D a color.

Color 3D

a

La impresora, como podéis ver en el siguiente vídeo, emplea filamentos de material plástico incoloro y cuatro cartuchos de tinta líquida (cian, magenta, amarillo y negro) que añaden el color durante el proceso de impresión.

Hasta 16 millones de sombras es el resultado de combinar los distintos colores presentes en los cuatro cartuchos de tinta de este dispositivo. Con ellas se puede dotar a los objetos impresos de más realismo y precisión. Mientras que la cama de la impresora permite un tamaño de construcción de 20 x 20 x 15 centímetros.

La impresión en color se retrasa entre un 10 y un 15 % según XYZprinting. Si la batería se detiene de forma improvista, da Vinci Color dispone de un modo de recuperación, gracias al que la impresora guardará automáticamente los datos finales.

La razón de este retraso se debe a que primero el extrusor (el cabezal de impresión 3D) deposita el material plástico fundido y después el cabezal de impresión de chorro de tinta hace tres pasadas para colorear el filamento recién depositado.

La da Vinci Color de XYZprinting saldrá en octubre con un precio de 3.599 euros y funciona con un filamento específico que facilita la adhesión de la tinta, más los cuatro cartuchos de color.

El principal problema es que el sistema de la impresora no puede ofrecer una definición demasiado grande en la impresión, pero es lo suficientemente buena como para realizar dibujos y otros patrones en elementos pequeños.

Fuente: Sergio Parra
Xataka Ciencia