“Hoy Climeworks está presentando su mayor logro hasta la fecha: la primera planta comercialmente operativa del mundo que captura CO2 de la atmósfera”, anunció la compañía suiza.

product-Plant2

“La eliminación de dióxido de carbono se ha convertido en una ineludible parte de limitar el cambio climático a niveles seguros”, reconoció el Dr. Joeri Rogeli, del Instituto Internacional de Análisis de Sistemas Aplicados. En este sentido, la empresa fundada por los ingenieros Christoph Gebald y Jan Wurzbacher estuvo trabajando desde 2003 en una máquina capaz de capturar carbono atmosférico y convertirlo en insumo para ser reutilizado. El resultado llegó 14 años después: la primera planta comercial del mundo que captura CO2 atmosférico para suministro y venta a un cliente.

Ubicada en Hinwil, cerca de Zurich, la planta provee con 900 toneladas de carbono al año a un invernadero a 400 metros de distancia, operado por Gebrüder Meier Primanatura AG, que emplea el gas para mejorar el crecimiento de sus vegetales. El techo de la fábrica contiene 18 ventiladores enormes apilados uno encima del otro, que capturan el carbono mediante filtros. Una vez saturado, el CO2 se aisla a una temperatura de aproximadamente 100ºC. “El gas de CO2 puro capturado puede luego venderse a clientes en mercados clave, que incluyen: agricultura comercial, industrias de alimentos y bebidas, el sector energético y la industria automotriz”, anuncia el comunicado de prensa de Climeworks.

Plant_front

La compañía tiene como objetivo capturar un 1% de las emisiones mundiales de CO2 para 2025. Sin embargo, es importante recordar que, si bien estos proyectos son beneficiosos para el ambiente, no hay que perder el foco de los motivos que llevan al incremento de gases de efecto invernadero en la atmósfera: la manera en que consumimos y producimos.

Fuente: Climeworks, BBC.
Fuente foto: Climeworks.

Fuente: Belén Yarde Buller
Buenas Noticias