Fotonoticia 20171129174244 640 Lo que vendría a ser una fusión entre un dron y un satélite es lo que está planeando desarrollar la ESA a fin de ampliar sus actividades a una nueva región del cielo.

Será un tipo de HAPS: pseudosatélites de gran altitud.

HAPS

Los HAPS son plataformas que flotan o vuelan a una altitud elevada (sin salir de la atmósfera y manteniéndose en el aire durante semanas y meses) pero que funcionan como satélites. La mejor altitud operativa de los HAPS ronda los 20 kilómetros, por encima de nubes y corrientes y unos 10 kilómetros por encima de los aviones comerciales.

Desde esa altura, los pseudosatélites tienen un alcance de observación de hasta 500 kilómetros de distancia.

High Altitude Pseudo Satellites Large

Aviónica miniaturizada, alto rendimiento de las células solares, mínimo peso de las baterías y el cableado, sensores de observación de la Tierra más pequeños son algunas de las tecnologías que, dado su desarrollo actual, permiten hacer realidad los HAPS. Tal y como explica el especialista en sistemas futuros Antonio Ciccolella:

En observación de la Tierra, podrían ofrecer cobertura prolongada de alta resolución en regiones prioritarias, mientras que en lo relativo a navegación y telecomunicaciones, podrían reducir los puntos ciegos en la cobertura y combinar un gran ancho de banda con un retardo insignificante de la señal. La ESA está estudiando cuál es la mejor manera de combinar los distintos campos.

Fuente:Sergio Parra
Xataka Ciencia