Fotonoticia 20170703131220 640 Mayak, un tipo de satélite artificial del tamaño de un balón de rugby, se va a convertir temporalmente en el tercer objeto más brillante de nuestro firmamento. De hecho, sus creadores ofrecerán una aplicación móvil para localizar al satélite ‘estrella’, en cualquier sitio y a cualquier hora.

El 14 de julio, la agencia espacial rusa Roscosmos puso en órbita este pequeño satélite a fin de poner en marcha un curioso experimento.

El experimento de Mayak

El Mayak (‘faro’, en ruso) desplegará unos reflectores solares y brillará mucho, convirtiéndose así en una especie de faro. De forma, se podrá aprovechar su brillo para estudiar mejor la forma de calcular la magnitud aparente de las naves espaciales (la medida que indica el brillo de los objetos en el espacio visto por un observador desde la Tierra).

Ahora Sirius es la estrella más brillante del cielo terrestre (magnitud aparente de -1,46V). Venus es el objeto natural más brillante después de la Luna y el Sol (-4,4). La Estación Espacial Internacional (-6). Al ponerse en órbita, el Mayak brillará con una magnitud aparente de -0.

El Mayak, además, fue construido por un equipo de estudiantes de la Universidad Politécnica de Moscú, obteniendo la mayor parte de la financiación necesaria mediante el crowdfunding.

Fuente: Sergio Parra
Xataka Ciencia