El Director General de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Guy Ryder declaró ante los delegados que nada distinguirá con más nitidez los primeros cien años de la historia de la OIT de los segundos “que la necesaria ecologización del mundo del trabajo”. Al presentar el informe a la Conferencia Internacional del Trabajo (CIT), afirmó que “pone de manifiesto el potencial de la ecologización de la producción de ser un poderoso motor para la creación de empleo y un crecimiento y desarrollo sólidos y equilibrados”.

“Hoy día, el Acuerdo de París y los compromisos nacionales asumidos en el marco de sus términos junto a la Agenda 2030 , ofrecen la oportunidad única de traducir el consenso tripartito que hemos construido en una acción práctica de la OIT y sus Estados miembros”, declaró Guy Ryder en sus comentarios de apertura de la 106.a reunión de la CIT.

“Necesitamos las políticas adecuadas para hacer realidad la transición, y para que sea justa”, señaló. “Como cualquier otro proceso en el trabajo requerirá los esfuerzos combinados de los gobiernos, de los empleadores y de los trabajadores a través del diálogo social”.

El Director General destacó además que la gobernanza de la migración laboral es una responsabilidad constitucional de la OIT y es un punto prioritario de la agenda política internacional, con la adopción de una Acuerdo Global antes de la Asamblea General de las Naciones Unidas del próximo año. Este año, una Comisión especial de la Conferencia discutirá sobre la migración laboral y los desafíos de gobernanza, y sus conclusiones deberían contribuir con las discusiones en la ONU.

“Pero es necesario que todo el mundo desarrolle una gobernanza que garantice una migración segura, ordenada y regular, y nuestra oportunidad comienza aquí en esta Conferencia”, agregó.

Guy Ryder introdujo a Tabaré Vázquez, Presidente de Uruguay, como el representante de un país que “en los últimos años ha salido victorioso en su lucha a favor de la democracia, y hoy día cuenta con instituciones sólidas y consolidadas y una cultura política de diálogo”.

El Presidente de Uruguay, en su alocución a la Conferencia, exhortó a los delegados a no esperar el futuro sino construir “un mundo del trabajo que esté al servicio de los intereses de todas las personas”. Según el invitado de honor, el diálogo social entre gobiernos, sindicatos y organizaciones de empleadores es “esencial para el contrato social y la democracia” e indispensable para el progreso sostenible.

El Presidente recordó a los delegados que Uruguay fue uno de los primeros países miembros de la OIT en 1919 y reafirmó la adhesión de su país a los principios fundadores de la OIT y a sus iniciativas del centenario.

Durante la Conferencia, las comisiones formadas por representantes de gobiernos, empleadores y trabajadores analizarán la mejor manera para promover la paz y la estabilidad a través de una posible revisión de la Recomendación sobre la organización del empleo (transición de la guerra a la paz), 1944 (núm. 71) . La promoción del trabajo decente es fundamental en los países que están saliendo de crisis, conflictos o desastres.

Otra comisión discutirá sobre los principios y derechos fundamentales en el trabajo con arreglo al seguimiento de la Declaración de la OIT sobre la justicia social para una globalización equitativa. La Comisión de Aplicación de Normas de la Conferencia abordará la situación de los derechos laborales en países de todas las regiones y, este año, dedicará especial atención a la seguridad y salud en el trabajo (SST), basándose en un estudio general relativo a los instrumentos de SST sobre el marco promocional, la construcción, las minas y la agricultura.

El 15 de junio, una Cumbre de alto nivel analizará la situación de las mujeres en el mundo del trabajo, con la participación de las Presidentas de Malta, Mauricio y Nepal.

El primer día de la Conferencia también presenció la elección de Luis Ernesto Carles, Ministro de Trabajo de Panamá, como Presidente de la Conferencia durante su duración, del 5 al 16 de junio.

La Conferencia eligió como Vicepresidentes, Saja S. Majali (Gobiernos) de Jordania, José Maria Lacasa Aso (Empleadores) de España y Marie Clarke Walker (Trabajadores) de Canadá.

La Conferencia Internacional del Trabajo determina las políticas generales de la Organización Internacional del Trabajo y se reúne una vez al año en Ginebra, Suiza.

El anual “parlamento mundial del trabajo” reúne a más de 5.000 delegados de gobiernos, trabajadores y empleadores de los 187 Estados miembros de la OIT.

Fuente:VÍA/OIT PROhumana
RSSMix.com Mix ID 8156608