La India lanzó el 5 de mayo un cohete GSLV Mk II (F-09) para poner en órbita a un satélite de comunicaciones llamado GSAT-9 (South Asia Satellite). El despegue, desde la base de Satish Dhawan, ocurrió a las 11:2 UTC y culminó con la colocación de la carga en una órbita de transferencia geoestacionaria.

El GSAT-9 ha sido construido por la agencia ISRO y será gestionado por la organización Insat para dar servicio a los países vecinos de la India. Pesa 2.230 kg, está basado en una plataforma I-2K y transporta 12 repetidores en banda Ku. Se espera que funcione durante al menos 12 años, desde la posición geoestacionaria 48 grados Este.

A pesar de que su misión debe ser eminentemente civil y comercial, en esta ocasión las autoridades indias no ofrecieron demasiada información respecto a ella con anterioridad al lanzamiento, y ni siquiera ofreció este en directo, por televisión, como hace habitualmente.

Fuente:  Noticias de la Ciencia y Tecnologia