Hay distintas modalidades de alimentación, y es un error utilizar estos términos como sinónimos. Acá te explicamos sus diferencias.

Carrots Tomatoes Vegetables and Other Fruits
La alimentación sana y consciente está de moda hace ya un par de años, pero todavía la gente sigue confundiendo sus términos. De hecho, se cree que son los mismos conceptos.

Generalmente se tiende a percibir a los alimentos ecológicos como más naturales y sin manipulación genética ni conservantes.

Es imprescindible resaltar que emplear cada uno de los términos suele destacar un aspecto específico del producto, y más aún saber conocer lo que caracteriza cada alimento. Veamos las diferencias a continuación:

Alimentos ecológicos: son aquellos productos que desarrollan sus etapas de crecimiento y producción, respetando los ciclos de la naturaleza y sin intervención artificial. Es decir que son aquellos que se cultivan y procesan sin ningún tipo de abono, pesticida o conservante, ni irradiación y menos que menos ingeniería genética. Para cultivarlos se emplean fertilizantes de origen natural, se hace uso de las condiciones naturales como el suelo o el clima, y en el caso de la ganadería se respeta la crianza en buenas condiciones, desde el espacio suficiente hasta el pasto al aire libre, sin ningún tipo de intervención como hormonas o antibióticos. Los alimentos ecológicos contienen menor cantidad de contaminantes y nutrientes con acciones prooxidantes y proinflamatorias, y mayor cantidad de nutrientes con acciones antiinflamatorias y antioxidantes.

Alimentos bio: este término se refiere a aquellos alimentos que no contienen ningún componente que haya sido alterado genéticamente ni ha recibido intervenciones de laboratorio para adquirir un resultado final. De este modo, estos productores realizan un proceso natural de selección de especies, cierran su ciclo reproductivo y mejoran su patrimonio genético, apoyando la preservación de la biodiversidad.

Alimentos orgánicos: la etiqueta “orgánico” hace hincapié en que no ha sido intervenido químicamente para desarrollar el alimento, ni ha pasado por fertilizantes o pesticidas. No todos los alimentos orgánicos son biológicos ya que pueden no tener sustancias químicas pero sí haber sido manipulados genéticamente.

Alimentos sostenibles: este término es más amplio y está ligado tanto al ambiente como a la economía y comercios locales. La economía sostenible es una forma de producción que potencia la economía local a medio y a largo plazo, y respeta al planeta. Se basa en el cultivo ecológico y éticamente responsable. Mientras que la agricultura ecológica es sinónimo de agricultura sostenible, los productos orgánicos, sin pesticidas ni químicos, pueden ser producidos en granjas industriales que no impulsan la economía local.

Fuente: TicBeat
Fuente Foto: Pexels

Fuente: María Inés Villola
Buenas Noticias