Luego de casi once meses de recuperación el cóndor volvió a su hábitat natural. Lo bautizaron Willaq, “el que anuncia”

El ave fue encontrada en el mes de enero del presente año en la localidad de Volcán y tras un largo trabajo de rehabilitación pudo retornar a la provincia para su liberación.

En dialogo con Nacional, Luis Jacome de la Fundación BIO Andina comentó “Es una emoción muy grande, hoy son lagrimas de amor, alegría y compromiso, el amor es nuestra naturaleza”

 

Fuente: LRA 22 Jujuy