El 15 de septiembre fue el último día de vida de la sonda Cassini, protagonista principal de una misión de la NASA comenzada en 1997.

Saturn and Tethys

Hace casi una década, un proyecto internacional dirigido por la NASA, la Agencia Espacial Europea (ESA) y la italiana ASI se lanzó al espacio bajo la Sonda Cassini, nave no tripulada cuyo objetivo era estudiar el planeta Saturno y sus satélites naturales. Luego de 20 años, la misión llegó a su fin, dejándole al mundo increíbles hallazgos.

Lo cierto es que se han descubierto datos fascinantes, como el hecho de que uno de sus satélites naturales, denominado Encélado, es “el mejor candidato a sitio habitable fuera de la Tierra”, según la NASA. Recordamos que en 2015 la sonda detectó en esta luna la presencia de hidrógeno y dióxido de carbono, compuestos esenciales para las formas de vida más básicas. Otro gran hallazgo de la nave espacial fue la presencia de un gran océano debajo de la superficie helada de Encélado, cuya actividad hidrotermal podría sustentar formas de vida primitivas, como bacterias.

El final de la misión fue planeado ante la falta de combustible para alimentar la nave. Se decidió proceder a la autodestrucción de Cassini mediante un choque fatal contra la atmósfera de Saturno, de manera tal que se pueda evitar cualquier tipo de contaminación de las lunas de este hermoso planeta.

Las imágenes que nos dejó la sonda Cassini son realmente impresionantes.

1
Una de las últimas fotos de larga distancia, tomada en octubre de 2016.
Spilker_3
Esta imagen sin procesar de Titán fue tomada por la nave espacial Cassini de la NASA durante el vuelo final y distante de la misión el 11 de septiembre de 2017.
IDL TIFF file
Esta visión de la nave Cassini de la NASA muestra una estructura de onda en los anillos de Saturno conocida como la onda de densidad espiral Janus 2: 1.
pia21888-1041
La sonda espacial Cassini de la NASA miró hacia el hemisferio norte de Saturno para espiar bandas sutiles de múltiples colores en las nubes.
pia21621-1041
Esta visión de color falso de la nave Cassini de la NASA mira hacia los anillos más allá del horizonte iluminado por el sol de Saturno. A lo largo de la extremidad (el borde del planeta) en la izquierda se puede ver una niebla fina, separada. Esta neblina desaparece hacia el lado derecho de la escena.
pia21340-1041
El estrecho fragmento de la luna de Saturno, Prometeo, se esconde cerca de estructuras fantasmales en el estrecho anillo F en esta vista de la nave espacial Cassini de la NASA.

Fuente: RT.
Fuente foto: NASA.

Fuente: Belén Yarde Buller  Buenas Noticias