Nuevo plan de acción para ayudar a las regiones a defender la biodiversidad. Busca cosechar los beneficios económicos que reporta la protección de la naturaleza.

La Comisión Europea ha adoptado un nuevo plan de acción para mejorar la protección de la naturaleza y de la biodiversidad en la UE en beneficio de los ciudadanos y la economía.

El plan consta de quince medidas que deben llevarse a la práctica de aquí a 2019 para mejorar rápidamente la aplicación de las Directivas sobre aves y hábitats, que constituyen las políticas emblemáticas de la UE en el ámbito de la protección de la naturaleza.

Estas Directivas establecen la mayor red coordinada de zonas protegidas ricas en biodiversidad del mundo (red Natura 2000), que abarca más del 18 % de la superficie terrestre de la UE y el 6% de sus aguas.

Por sí solas, estas zonas protegidas aportan de un 1,7 % a un 2,5 % al PIB de la UE a través de la prestación de servicios ecosistémicos tales como el almacenamiento de carbono, la depuración del agua, la polinización y el turismo.

El plan de acción adoptado hoy pretende mejorar la gestión de esas zonas, vincular de manera más amplia la protección de la naturaleza y las actividades socioeconómicas, y conseguir la participación de las autoridades nacionales, las partes interesadas y los jóvenes.

Declaraciones.

Frans Timmermans, vicepresidente primero responsable de Mejora de la Legislación, ha indicado lo siguiente: «Tras una revisión exhaustiva de estas Directivas, hemos llegado a la conclusión de que son adecuadas para los fines perseguidos. Ahora velaremos por que se aproveche al máximo su potencial de protección y conservación de la rica biodiversidad de Europa. Este es un buen ejemplo de la manera en que la mejora de la legislación refuerza la protección de las rigurosas normas medioambientales de la UE.».

«Este plan de acción contiene medidas concretas que mejorarán la aplicación de las Directivas de protección de la naturaleza. Con él establecemos un base sólida para conciliar la protección de la biodiversidad y las actividades económicas, incluyendo las inversiones en nuestro capital natural. Nuestro éxito dependerá de una estrecha cooperación con las partes interesadas, en particular las autoridades locales y regionales» ha añadido Jyrki Katainen, vicepresidente responsable de Fomento del Empleo, Crecimiento, Inversión y Competitividad, ha añadido lo siguiente:

Karmenu Vella, comisario de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca, ha declarado lo siguiente: «El plan de acción propone una serie de ambiciosas mejoras en la aplicación de las Directivas de protección de la naturaleza. La mejor manera de proteger a las generaciones futuras es lograr la participación de los jóvenes, objetivo que perseguimos a través de nuestro nuevo Cuerpo Europeo de Solidaridad. Las autoridades locales y regionales de los Estados miembros pueden tomar la iniciativa en la aplicación de esta y otras políticas necesarias para proteger nuestro patrimonio natural».

Por su parte, Karl-Heinz Lambertz, vicepresidente del Comité Europeo de las Regiones, que también ha participado en la elaboración del plan, dado el papel clave que desempeñan las autoridades regionales y locales en la aplicación de las Directivas, ha declarado lo siguiente: «El plan de acción es un paso en la dirección correcta. Como asamblea que representa a las ciudades y regiones de Europa, podremos apoyar su despliegue y cooperar activamente con las autoridades locales y regionales para garantizar que alcanzamos nuestros objetivos en materia de biodiversidad para 2020».

Cuatro ámbitos prioritarios.

Las quince medidas que se aplicarán de aquí a 2019 se centran en cuatro ámbitos prioritarios:

Mejorar las orientaciones y los conocimientos y garantizar una mayor coherencia con objetivos socioeconómicos más amplios

  • La Comisión ayudará a los Estados miembros a aplicar de forma efectiva la normativa y a cosechar los beneficios económicos correspondientes. Se actualizarán, desarrollarán y promoverán activamente orientaciones sobre los procedimientos de autorización en espacios protegidos, la protección y gestión de especies, así como orientaciones específicas sobre temas importantes, como la energía eólica, la energía hidroeléctrica y la acuicultura. Asimismo, se elaborarán nuevas orientaciones sobre la integración de los servicios ecosistémicos en el proceso de toma de decisiones.
  • La Comisión contribuirá a garantizar el acceso público en línea a los datos necesarios para aplicar las Directivas (por ejemplo, imágenes por satélite del programa Copernicus).

Impulsar la responsabilización política y reforzar el cumplimiento

  • Ofrecer mensajes claros a las partes interesadas reforzará el cumplimiento de la normativa. La Comisión ayudará a los Estados miembros a establecer las medidas de conservación necesarias para todos los espacios.
  • La Comisión colaborará con las autoridades nacionales y regionales, los propietarios de tierras y otras partes interesadas a fin de mejorar la aplicación de la normativa y superar los retos.

Aumentar las inversiones en Natura 2000 y mejorar la utilización de los fondos de la UE

Mejorar la comunicación y la divulgación, y lograr la participación de ciudadanos, partes interesadas y comunidades

  • Respaldar el intercambio de conocimientos con las autoridades locales y regionales a través de una plataforma conjunta con el Comité de las Regiones.
  • Lograr la participación de los jóvenes a través del Cuerpo Europeo de Solidaridad, utilizando totalmente los 3,3 millones EUR dedicados a la movilización de voluntarios para apoyar la conservación de los espacios Natura 2000 y contribuyendo mediante la financiación de la UE a ofrecer a los jóvenes europeos más oportunidades transfronterizas de voluntariado o experiencia profesional.
  • Apoyar la concienciación y el uso de nuevas tecnologías, y reforzar los vínculos entre el patrimonio natural y cultural, en particular con motivo de la celebración del Año Europeo del Patrimonio Cultural en 2018.
  • Declarar el 21 de mayo Día Europeo de la Red Natura 2000.

Contexto

Las Directivas de protección de la naturaleza (Directiva sobre aves de 1979 y Directiva sobre hábitats de 1992) son la piedra angular de la política de biodiversidad de la UE. Fueron objeto de un control de la adecuación que evaluaba sus resultados globales en términos de eficacia y eficiencia en el marco del programa de adecuación y eficacia de la reglamentación de la Comisión (REFIT).

En el control de la adecuación intervinieron todas las partes interesadas, dando lugar a la movilización positiva de más de 500.000 ciudadanos, que manifestaron su apoyo a las Directivas a través de la consulta pública de la Comisión, lo cual constituye un nivel récord de participación.

Las conclusiones de la Comisión sobre el control de la adecuación de las Directivas sobre aves y hábitats se publicaron el 16 de diciembre de 2016. Confirmaban que las Directivas de protección de la naturaleza son adecuadas para los fines perseguidos, pero que para alcanzar sus objetivos y aprovechar todo su potencial será preciso mejorar sustancialmente su aplicación en términos de eficacia y eficiencia, trabajando en asociación con las distintas comunidades de partes interesadas en los Estados miembros y en el conjunto de la UE con el fin de lograr resultados concretos sobre el terreno.

El plan de acción, basado en los resultados del control de la adecuación, ha sido elaborado por un equipo de diez comisarios. También ha participado en él el vicepresidente del Comité de las Regiones, Karl-Heinz Lambertz, dado el papel esencial que desempeñan las autoridades regionales y locales en la aplicación de las Directivas.

Fuente:cuentamealgobueno.com

RSSMix.com Mix ID 8156608