Tras realizar un experimento con 139 voluntarios, la Universidad de Essex compartió evidencias que señalan, de forma casi irrefutable, el impacto positivo que tiene la naturaleza en nuestro organismo.

hiking_in_Newfoundland.jpg.662x0_q70_crop-scale

Que el contacto con la naturaleza es beneficioso para nuestra salud es algo que todos ya sabíamos o, al menos, intuíamos. Pero no por esto se siente menos gratificante el respaldo, cada vez más frecuente, que esta creencia recibe por parte de la ciencia.

En esta oportunidad, las buenas noticias llegan desde Inglaterra, más precisamente de la Universidad de Essex. En ésta, se realizó el seguimiento de 139 individuos que aceptaron participar en un programa de voluntariado desarrollado por Wildlife Trusts, que consistía en caminatas por espacios verdes, trabajo de conservación y construcción de refugios para aves.

Previo al inicio del programa, se realizaron estudios psicológicos sobre los involucrados. Tras doce semanas, una vez que el programa en cuestión hubiese concluido, se repitieron los estudios. Los resultados se contrastaron y lo que el ejercicio arrojó fue asombroso: para la sexta semana del programa, un tercio de los voluntarios que habían manifestado inestabilidades emocionales expresaron sentir mejorías en su condición, y finalizado el mismo, la mitad de éstos de encontraban totalmente recuperados. Si bien para este punto algunos individuos aún manifestaban sufrir algún tipo de inestabilidad, prácticamente todos afirmaron sentir mejorías.

Dominic Higgins, uno de los involucrados en el experimento, expresó: “La evidencia obtenida es innegable… el contacto con la naturaleza tiene un impacto positivo en la salud de las personas”.

Estudios como este devuelven la tan merecida atención a terapias ancestrales como el shinrin yoku –baño de bosque, en japonés-  y ofrecen una senda más natural y libre de fármacos para quienes, sufriendo algún malestar, persiguen su sanación. No nos queda sino esperar que las altas esferas de la medicina reconozcan los impresionantes resultados que las terapias naturales están obteniendo, contemplándolas así bajo su consideración. Esto es particularmente necesario ya que, como la evidencia provista por la Universidad de Essex señala, son una herramienta capaz de ayudar a la humanidad.

Fuente: Universidad de Essex.
Fuente foto: K Martinko, Thrive Global.


Joaquín Berger.

Fuente:
#RedactáBuenasNoticias
Buenas Noticias