El gobierno nacional y la agencia espacial emplearán datos de los satélites de la NASA para prevenir futuros brotes de la enfermedad.

This artist's rendering obtained from NASA/JPL-Caltech shows NASA's Orbiting Carbon Observatory (OCO)-2, one of five new NASA Earth science missions set to launch in 2014. According to NASA, "with atmospheric carbon dioxide now at its highest concentration in recorded history, the need to make precise, global, space-based measurements of this key greenhouse gas has never been more urgent." OCO-2 will help address "how these emissions are partitioned between Earth's ocean, land and atmosphere, or how Earth's forests, plants and ocean will respond to increasing levels of carbon dioxide in the future," according to the space agency. == RESTRICTED TO EDITORIAL USE / MANDATORY CREDIT: "AFP PHOTO HANDOUT-NASA/JPL-Caltech"/ NO MARKETING - NO ADVERTISING CAMPAIGNS ? NO A LA CARTE SALES / DISTRIBUTED AS A SERVICE TO CLIENTS ==

Los satélites de observación de La Tierra serán la herramienta principal que utilizará el gobierno de Perú –país con una de las tasas más altas de la región– para evitar la propagación de la malaria, enfermedad causada por parásitos unicelulares que son transmitidos por mosquitos.

La NASA colaborará para desarrollar un sistema que permita localizar aquellas áreas donde los criaderos de estos mosquitos –zonas con aire a altas temperaturas y aguas tranquilas, como estanques y charcos– se superponen con las poblaciones humanas. Para ello, están recurriendo al Sistema de Asimilación de Datos Terrestres (LDAS), que provee información continua sobre precipitación, temperatura, humedad del suelo y vegetación de todo el mundo.

Sin embargo, LDAS no identifica la presencia de estas áreas, sino que indica aquellas zonas con mayor probabilidad de que se formen. En ese sentido, Ben Zaitchik –investigador del proyecto y profesor de Ciencias de la Tierra y Planetarias de la Universidad Johns Hopkins– advierte que se trata de un “ejercicio de razonamiento indirecto”.

perurivermap

Respecto al seguimiento de los humanos, las autoridades peruanas han optado por un modelo regional que combina los casos notificados de malaria junto con las estimaciones de población para cada condado y las suposiciones sobre dónde viajan las personas, basándose en estudios de migración estacional. Sin dudas será un cambio de dirección para el método actual del gobierno, que consiste en distribuir los recursos en sentido amplio, a veces en áreas que tal vez no los necesiten.

“El modelo regional proporcionará un panorama general de cómo se localizan los seres humanos, los mosquitos y la enfermedad, y hacia dónde se dirigen en función de cómo interactúan esas variables”, dice el sitio oficial de NASA. El principal investigador y profesor asistente de Salud Ambiental Mundial en la Universidad de Duke, William Pan, espera que las agencias gubernamentales de salud de otros países utilicen este sistema para el seguimiento de esta y otras enfermedades, como Zika y Dengue.

Fuente: NASA.
Fuente foto: Japan Times, NASA.

Fuente: Belén Yarde Buller  Buenas Noticias