Hoy por hoy Suecia es la sociedad con menos efectivo del mundo. El año pasado, el valor de todas las transacciones realizadas, apenas el 1% fue realizado con monedas o billetes.

Resultado de imagen para sweden no cash
¿Cómo logró eliminar el papel del sistema monetario? Primero y principal, muchos locales directamente no aceptan efectivo, a diferencia de lo que ocurre en general.

“Queremos reducir al mínimo el riesgo de robos y es más rápida la transacción con el cliente cuando éste paga con tarjeta”, afirma Victoria Nilsson, administradora de dos tiendas de café de Estocolmo.

“Las reacciones han sido principalmente positivas. Nos encanta utilizar nuestras tarjetas aquí en Estocolmo”, remarca Nilsson.

Todo comenzó con la prohibición de monedas y billetes en autobuses años atrás, luego de que los sindicatos se mostraran preocupados por la seguridad de los choferes. Incluso las atracciones turísticas han apostado a este tipo de pago, así como los comercios más pequeños también se sumaron a la tendencia aprovechando tecnologías locales como iZettle, start-up sueca que llevó a cabo el primer lector móvil de tarjetas de crédito. El sistema no ofrece un gasto mínimo para poder usar la tarjeta, sino que hasta vendedores de ferias y quioscos las aceptan sin problemas.

Otra innovación sueca muy popular es Swiss, un sistema de pago vía celular muy popular usada por más de la mitad de los 10 millones de habitantes del país. Respaldados por los bancos, le permite al cliente enviar dinero de manera segura a cualquier otra persona que tenga la aplicación, a través del celular.

La aplicación es utilizada en mercados de pulgas, escuelas y también de manera frecuente para transferir dinero entre amigos. ¡Ya no es excusa no tener dinero en efectivo para evitar pagar la cuenta dividida entre amigos!

“Por regla general, los consumidores suecos estamos muy interesados en las nuevas tecnologías, así que las adoptamos rápido”, sostiene Niklas Arvidsson, profesor del Instituto Real de Tecnología de Estocolmo.

Gracias a la infraestructura, Suecia, por ser uno de los países más conectados de la Unión Europea y por el hecho de ser una población pequeña e ideal para probar innovaciones, aparte del bajísimo nivel de corrupción, los suecos tienden a confiar en las instituciones.

Los suecos pueden estar liderando el cambio hacia un futuro sin la sobreimpresión de papel; un futuro más ecológico y sostenible.

¡Vamos por más!

Fuente: María Inés Villola
Buenas Noticias