Unos investigadores han desarrollado una inmunoterapia basada en una vacuna de nanopartículas, la primera de su clase, que actúa contra varios tipos de cáncer.

La nanovacuna consiste en antígenos de tumor (proteínas tumorales que pueden ser reconocidas por el sistema inmunitario) situados dentro de una nanopartícula de polímero sintético. Las vacunas de nanopartículas suministran partículas minúsculas que estimulan al sistema inmunitario para que ponga en marcha una respuesta inmunitaria. El objetivo es ayudar a que el propio cuerpo de las personas luche contra el cáncer.

Lo que es único en el diseño ideado por el equipo de Jinming Gao, del Centro Médico del Sudoeste, dependiente de la Universidad de Texas en Estados Unidos, es la sencillez de la composición, de un único polímero, que puede suministrar de forma precisa los antígenos de tumor a las células inmunitarias, estimulando al mismo tiempo la inmunidad innata. Estas acciones resultan en la producción segura y robusta de células T específicas contra tumores, que matan células cancerosas.

En las pruebas realizadas, la nanovacuna tenía eficacia antitumoral en múltiples tipos de tumor en ratones.

Las vacunas normales precisan que las células inmunitarias recojan los antígenos de tumores en un “depósito” y que después viajen hasta los órganos linfoides para la activación de las células T. En cambio, las vacunas de nanopartículas pueden viajar directamente hasta los nodos (ganglios) linfáticos del cuerpo para activar respuestas inmunitarias que son específicas contra los tumores.

 

Fuente:  Noticias de la Ciencia y Tecnologia