El núcleo de nuestro barrio cósmico, una región situada a 27.000 años luz de la Tierra, es una de las zonas más animadas y hostiles de la galaxia.

El estudio de la información obtenida de los rayos X emitidos por Sagitario A* ha permitido saber que este mide unos quince millones de kilómetros, menos de la cuarta parte del diámetro de la órbita de Mercurio. Como no podía ser de otro modo, esta emisión de alta energía tiene su propio misterio: la intensidad de los rayos X que emite el agujero negro es la quinta parte de lo que la teoría predice. Pero ¿por qué? Una de las hipótesis que se manejan es que el estallido de una supernova cercana hace 10.000 años barrió la mayor parte del gas y polvo interestelar de la región. Pero este no es el mayor de los enigmas que aún encierra nuestro centro galáctico. Hay uno que gana a todos: ¿de dónde viene ese agujero negro?

 

Fuente:  Muy Interesante