El aceite de oliva virgen extra, un componente clave de la dieta mediterránea, puede proteger el cerebro de los síntomas de la enfermedad de Alzheimer, según han revelado los experimentos con roedores llevados a cabo por un equipo de investigadores de la Escuela Lewis Katz de Medicina de la Universidad de Temple (EE. UU.) y que recoge la revista Annals of Clinical and Translational Neurology.

La enfermedad de Alzheimer es progresiva y aún no se puede curar o revertir. Sin embargo, esta investigación nos acerca a una estrategia preventiva -y potencialmente inversa-, tras examinar los efectos del aceite de oliva virgen extra en el rendimiento cognitivo y en la salud cerebral de los ratones.

Los científicos utilizaron un modelo tradicional de ratón transgénico de alzhéimer para estudiar el efecto del aceite. Así, los roedores fueron modificados genéticamente para presentar las tres principales características de la enfermedad: deterioro de la memoria, acumulación de placas amiloides (exceso de producción y acumulación de beta-amiloide) y ovillos neurofibrilares (hilos torcidos de una proteína llamada tau, la proteína se enreda en las neuronas; no llegan los nutrientes y se mueren).

 

“Este es un hallazgo emocionante para nosotros, gracias a la activación de la autofagia, la memoria y la integridad sináptica se han conservado, y los efectos patológicos en animales destinados a desarrollar la enfermedad de Alzheimer se redujeron significativamente. Se trata de un descubrimiento muy importante, ya que sospechamos que una reducción en la autofagia marca el inicio de la enfermedad de Alzheimer“, comenta Domenico Praticò, líder del trabajo.

Referencia: Elisabetta Lauretti, Luigi Iuliano, Domenico Pratic�. Extra-virgin olive oil ameliorates cognition and neuropathology of the 3xTg mice: role of autophagy. Annals of Clinical and Translational Neurology, 2017; DOI: 10.1002/acn3.431

Fuente: Muy Interesante