Aquellas personas que sufren este trastorno tienen la certeza de que si disfrutan de una actividad placentera, algo malo les sucederá


Las personas que padecen querofobia suelen alejarse de manera permanente de todo lo que pueda producirles alegría. Si bien esta condición todavía está poco estudiada, e incluso no figura en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, sus síntomas están bien delimitados y cada vez son más los que la padecen.

Según explica el sitio médico Healthline, quienes sufren de querofobia tienen la certeza de que si hacen algo que les provoque bienestar, algo malo les sucederá después. Por eso es que aunque no necesariamente estén tristes o deprimidos, eligen directamente no participar de ninguna actividad o evento social en el que puedan pasarla bien.

Además, en la mayoría de los casos los querofóbicos están convencidos de que intentar ser feliz no es otra cosa que una “pérdida de tiempo”, y que mostrarse alegre es algo que hacen las malas personas. “Puede parecer inusual que alguien tema a esta emoción positiva. Si se debe a un vínculo de felicidad o castigo en la infancia, podría ser más común de lo que creemos”, explicaba la psiquiatra Carrie Barron en el blog especializado Psychology Today.

La querofobia es considerada como un tipo de trastorno de ansiedad que afecta especialmente a los que han atravesado un evento traumático físico o emocional. Pero no son los únicos. También las personas introvertidas y con rasgos perfeccionistas tendrían mayores posibilidades de transitar esta aversión a los momentos placenteros.

A pesar de que ayudar a las personas que le escapan a la alegría no pareciera ser una tarea sencilla, los especialistas en salud mental aseguran que el temor irracional a ser feliz es reversible. La terapia sería la clave para que el paciente logre trabajar con su pasado, entienda el origen de su miedo, y logre así superarlo.

Fuente:lseijas
Salud 360