En la Ronda 2 del programa RenovAr se habían licitado 1200 MW. Ahora, los 228 proyectos ofertados suman 9343 MW y representarían una inversión potencial de u$ s 11.000 millones.

Wind turbines and solar panels on sunflowers field

En Argentina, un país con recursos solares y eólicos de primer nivel mundial, se vive una verdadera revolución renovable. Ayer, en el Salón Federal del Centro Cultural Kirchner (CCK), se recibieron los sobres con las propuestas para la producción de electricidad a partir de fuentes limpias. El resultado fue asombroso: las proyectos ofertados multiplican por ocho los 1200 MW licitados en la segunda ronda de RenovAr, algo que, de concretarse en su totalidad, representaría una inversión de 11 mil millones de dólares.

Las 228 ofertas, que implican una potencia instalada de 9403 MW, están ubicados en todas las provincias argentinas, con excepción de Entre Ríos y Tierra del Fuego. La energía solar —a instalarse mayormente en el noroeste del país y en la región de Cuyo— fue la que más atención se llevó, alcanzando el 56% del total de MW proyectados. En segundo lugar, y siguiendo las tendencias internacionales, se ubicó la eólica, nucleando el 40% de la potencia ofertada y localizándose en la Patagonia y, en menor medida, en Buenos Aires. Completaron proyectos relativos a la producción eléctrica a partir de biogas (32), biomasa (20), biogas a partir de rellenos sanitarios (4) e hidroeléctrica a pequeña escala (15).

Se trata de un aumento del 85% de la cantidad de propuestas recibidas respecto a la primera ronda del plan, en septiembre del año pasado. “Estamos más que satisfechos. Esto demuestra que hay mucha expectativa y mucha esperanza en el desarrollo de las renovables en Argentina”, celebró Juan José Aranguren, ministro de Energía.

Fuente: El Cronista.
Fuente foto: Energía Estratégica.

Fuente:  Belén Yarde Buller