601129

“Pom” comenzó su labor luego de ver la gran cantidad de basura que dejaron las olas en el tsunami asiático en 2004.

Nuestros océanos son los primeros que sufren la gran irresponsabilidad del ser humano que desecha toneladas de basura todos los días, causando un grave problema de contaminación en todo el planeta.

Por suerte hay miles de personas que intentan compensar los males hechos por toda la sociedad, y muchas veces lo hacen desde el ámbito cultural. Como Prasopsuk Lerdviriyapiti, una artista tailandesa que construye esculturas utilizando botellas de plástico y otros desechos que ella misma recoge en las playas de su país.

jod

La obra consiste en una suerte de carrusel de plástico adornado con peces y medusas realizados con tapones, bolsas y otro tipo de desperdicios del mar. La presentación también incluye tortugas realizadas con restos de materiales de la construcción, pescados elaborados con piezas de metal, lámparas con botellas desechadas o familias de humanos hechas con objetos reciclados.

La “ecoartista” ha expuesto su trabajo en el Centro de Arte y Cultura de Bangkok, para la campaña de Greenpeace “Corazón para el océano: libérate del plástico”. Su obra se tituló “Océano azul: un mensaje desde el mar”, y buscó generar conciencia sobre la magnitud del daño que le provocamos a nuestros mares.

djdjd

Pom, como también se conoce, comenzó a desarrollar esta inquietud artística luego del tsunami que afectó a su país entre otras naciones en diciembre de 2004, al ver toda la basura que dejaban en las costas las inmensas olas que se formaron.

Sobre cómo desarrolla su obra, la artista explica: “Cuando llega la temporada baja, bajo a la playa a recoger la basura; por la mañana es cuando hay más basura en la arena”.

Fuente: Veo Verde.
Fuente Foto: Expat Life, La Vanguardia, Montevideo Portal.

Fuente:
María Inés Villola
Buenas Noticias