Se trata de una nación de Centroamérica que buscará proteger el arrecife de coral más grande del hemisferio occidental.

ojo-azul-belice

En su afán por poner la protección ambiental por encima de cualquier ganancia económica, el gobierno de Belice ha decidido suspender de manera permanente toda operación petrolera en su territorio marítimo. De esta manera, se convierte en el primer país en vías de desarrollo que toma una decisión tan terminante respecto a la explotación de este hidrocarburo en sus aguas.

El área protegida es una de las maravillas más impresionantes del mundo azul: el Sistema de Reservas de la Barrera del Arrecife de Belice. Ubicado a unos 300 metros de la costa del país, inmerso en el Mar Caribe, tiene una longitud de 300 kilómetros, siendo así el coral más grande del mundo después de la Gran Barrera de Coral de Australia. Cuenta con una biodiversidad realmente amplia, con 70 especies de coral duro, 36 de coral blando, 500 de peces y cientos de invertebrados. En este panorama, no sorprende que se trate del destino turístico más visitado de la nación beliceña, atrayendo al 50% de sus visitantes cada año.

Nadia Bood, una de las científicas del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), especialista en arrecifes, se expresó respecto a la decisión de las autoridades. “Su gobierno no solo escuchó las llamadas para proteger a la Barrera de Coral de Belice, que el año pasado estuvo amenazada por la exploración sísmica de petróleo, sino que se ha convertido en líder mundial en protección oceánica al poner fin a la actividad petrolera en sus aguas. Hoy es un gran día para Belice”.

nature-wallpaper-1280x800-1640-e5fb6c3e

La experta también agregó que espera que esto aliente a otros países a tomar medidas similares, puesto que se trata de decisiones “urgentes y necesarias” para proteger los océanos de nuestro planeta.

Fuente: El Espectador Colombia.

Fuente:  Belén Yarde Buller