Ocurrió en Kobe, donde las rutas habituales de estos animales se veían interrumpidas por las instalaciones del tren. Allí, las tortugas sufrían atascos o morían atropelladas.

Al sur de Japón, en la sexta ciudad más poblada del país, se materializó un plan ideado por la Compañía de Ferrocarriles del Oeste (JR West) y el Parque Acuático Suma para la construcción de 5 zanjas de hormigón con forma de U debajo de las vías del tren.

La medida buscó solucionar dos problemas de importancia: el atasco o muerte de los animales que, al intentar cruzar, no tenían más remedio que caminar entre los rieles, quedando así atrapados entre las uniones; y las interrupciones en los servicios del tren, ocasionadas por estos atascos. De hecho, en los últimos 15 años se registraron 13 interrupciones en Kyoto y Nara.

Gracias a estas nuevas instalaciones exclusivas para tortugas, ya se salvaron 10 especies. “El sistema evita que las tortugas entren en accidentes y previene problemas a nuestros pasajeros”, explicó un funcionario de JR West. “Esperamos seguir usándolo”, agregó.

Fuente: Japan Times, Japonandmore.com.

Fuente:   Belén Yarde Buller   Buenas Noticias