Ambas organizaciones designarán un Comité de Trabajo para coordinar acciones conjuntas.

La Administración de Parques Nacionales (APN) firmó en la tarde del viernes, en su sede de Avenida Santa Fe, un Convenio Marco de Colaboración Institucional con la Fundación Humedales “con el objetivo de establecer una relación de cooperación para el desarrollo de actividades conjuntas para la conservación de la biodiversidad de estos ambientes”, según indica el comunicado.

Rubén Quintana, presidente de la Fundación Humedales, y Emiliano Ezcurra, vicepresidente de la APN, acordaron designar un Comité de Trabajo que se encargará de brindar asistencia mutua para llevar a cabo proyectos orientados a conservar la diversidad biológica mediante el manejo integrado de cuencas y sus humedales asociados.

“Las acciones incluirán la intervención de las comunidades locales a través del desarrollo de procesos de participación social para la búsqueda de consensos en el manejo de los recursos naturales”, informan desde APN.

Humedales

Los ecosistemas de humedales, que en Argentina ocupan el 21% del territorio, representan muestras significativas de abundancia y diversidad de recursos naturales, de los que derivan un sinnúmero de bienes y servicios ambientales de importancia económica y ecológica para nuestro país.

La Convención sobre los Humedales de Importancia Internacional —o Convenio de Ramsar — los define como “las extensiones de marismas, pantanos y turberas o superficies cubiertas de aguas, sean éstas de régimen natural o artificial, permanentes o temporarias, estancadas o corrientes, dulces, salobres o saladas, incluyendo las extensiones de aguas marinas cuya profundidad en marea baja no exceda los seis metros”.

En la Argentina hay 22 Sitios Ramsar, 7 de ellos ubicados dentro de áreas protegidas nacionales: los Parques Nacionales Predelta, Islas de Santa Fe, Laguna Blanca, El Palmar, Río Pilcomayo, el Monumento Natural Laguna de los Pozuelos y la Reserva Natural Otamendi. También albergan humedales el Parque Nacional Mburucuyá y el futuro Parque Nacional Iberá.

Fuente: APN.

Fuente:   Belén Yarde Buller