El hecho ocurrió en la isla de Rügen, Alemania. El niño lo encontró mientras usaba un detector de metales.

Un joven de 13 años se recibió de explorador al encontrar un tesoro del rey Harald I, alias “Diente azul”, antiguo monarca de Dinamarca, que data del siglo X. El hallazgo se produjo en un campo cerca de la localidad de Schaprode, en la isla de Rügen, mientras el chico usaba un detector de metales junto a René Schön, arqueólogo aficionado alemán.

Centenares de piezas, perlas, un martillo, brochas y anillos fueron encontradas por Schön y Luca Malaschnitchenko, quienes también se toparon con piezas aún más antiguas, como una joya que data de 714. La agencia alemana DPA explica que, probablemente, el tesoro pudo ser escondido por el entorno de Harald I tras haber perdido la batalla que lo obligó a huir a Pomerania, donde murió un año más tarde.

No quedan dudas que Luca se recibió de arqueólogo a los 13 años.

Fuente: DPA, Telefé.
Fuente foto: DPA.

Fuente:   Belén Yarde Buller    Buenas Noticias