Es la primera vez que encontramos evidencia real de carbono extraterrestre en rocas terrestres

Un estudio realizado por el Centro para la Biofísica Molecular del CNRS, el centro de investigación oficial de Francia ha evidenciado carbono extraterrestre en rocas terrestres.

Concretamente, materia orgánica procedente de fuera de la Tierra ha sido descubierta preservada en una capa delgada de una roca sedimentaria de hace 3.300 millones de años en Sudáfrica.

Materia orgánica

Los sedimentos, obtenidos de la Formación Josefsdal Chert, también contienen materia carbonosa biogénica. El hallazgo refrenda la idea de que los productos químicos orgánicos, es decir, basados en carbono, del espacio suministraron algunas de las materias primas para la primera vida en la Tierra.

Este material orgánico extraterrestre está asociado con nanopartículas de espinela de ferrita enriquecidas en níquel y cromo, lo que sugiere un flujo de micrometeoritos durante el periodo Arcaico Inicial sobre nuestro planeta. “Las espinelas de cromo ricas en Ni, también conocidas como ‘espinelas cósmicas’, se forman durante la entrada de objetos extraterrestres en la atmósfera de la Tierra.

En su hipótesis, los investigadores proponen que las consecuencias de una lluvia de micrometeoritos podrían haberse mezclado en la atmósfera con nubes de ceniza volcánica y, a medida que la materia descendía lentamente hacia la superficie de la Tierra, se conservaban rastros de carbono extraterrestre junto con espinelas cósmicas recién formadas Juntos conservados durante miles de millones de años. Según ha explicado Frances Westall, del Centro para la Biofísica Molecular del CNRS, el centro de investigación oficial de Francia:

Esta es la primera vez que encontramos evidencia real de carbono extraterrestre en rocas terrestres.

Fuente: Sergio Parra
Xataka Ciencia