sábado, julio 2, 2022

Red de Buenas Noticias

Cada día sucede algo bueno...

InicioSalud6 Superalimentos que puedes incluir en tu alimentación

6 Superalimentos que puedes incluir en tu alimentación

6 Superalimentos que puedes incluir en tu alimentación

¿Quieres incorporar alimentos que tienen muchas propiedades saludables a tu dieta diaria? Aquí te dejamos una lista de 6 superalimentos.

Para llevar una vida más saludable, debemos incorporar ciertos hábitos, como el de tener una dieta equilibrada y una dieta saludable.

Cuando hablamos del concepto de dieta tenemos que pensar en la ingesta diaria de determinados alimentos con propiedades nutricionales necesarios e indispensables para la salud humana y funcionamiento de nuestro cuerpo.

Hay ciertos alimentos que tienen muchas propiedades saludables y que no son tan consumidos en el día a día. Es por eso que aquí te dejamos una lista de  6 superalimentos que puedes incluir en tu alimentación para potenciar la ingesta de diferentes tipos de nutrientes y obtener numerosos beneficios, al adentrarte al concepto de superalimento:

Chía

Las semillas de chía son una excelente opción para complementar tus comidas. Tienen propiedades antioxidantes de proteínas y mucho contenido de fibra. Además, contienen Omega 3, una muy buena alternativa de origen vegetal para las vegetarianas o quienes no consumen pescado.

El Dr. Jorge Dotto, médico patólogo y genetista argentino, comunica que estas semillas brindan un efecto positivo para bajar el colesterol malo y la presión arterial. Aparte de tener propiedades saludables como regular la frecuencia cardíaca y disminuir la inflamación. También tiene propiedades similares a la perdida de peso, ya que mejora la digestión y disminuye el riesgo de diabetes al controlar los niveles de azúcar en sangre.

Este producto alimenticio puede ser añadido a las ensaladas o en los rellenos de tartas. O espolvorearlas sobre unas tostadas untadas con mermelada si quieres una opción dulce o sobre queso untable si quieres una opción salada.

Para que se absorba el Omega 3 de forma óptima, hay que moler las semillas en el momento que vas a consumirlas. Puedes dejarlas en remojo para que se ablanden y se activen las semillas, procesarlas y hacer una pasta de semillas de chía para acompañar diferentes comidas o sobre las tostadas.

Sugerencia: Probar tostadas de pasta de semillas de chía + aguacate

Su consumo en exceso puede tener efectos adversos para el organismo, como producir estreñimiento, por eso es necesario consumir una ración adecuada (máximo 3 cucharadas).

Té de cúrcuma y jengibre

El té de cúrcuma y jengibre tiene muchas propiedades desintoxicantes y antioxidantes. Sus propiedades saludables incluyen el refuerzo del sistema inmunológico y aportar vitaminas B, vitaminas C, calcio, hierro, potasio, entre otros.

Reduce el colesterol y la inflamación. Mejora las funciones del organismo, como la circulación y acelera el metabolismo. Optimiza el sistema digestivo, combate los calambres y cuenta con propiedades antiinflamatorias.

La cúrcuma y la raíz de jengibre se consiguen desecados y en polvo.

La preparación consiste en poner el agua en un jarrito y cortar rodajas de la raíz de la cúrcuma y del jengibre del tamaño de una moneda, sacarle la cáscara y agregar al agua caliente 2 a 3 rodajas en total. También puedes agregarle 1 o 2 estrellas de anís.

Recomendación: Agregar al té limón y miel

Precauciones: El jengibre no deben utilizarlo las personas que padecen presión alta.

Frutos secos

Los frutos secos como las nueces, almendras, castaña de cajú, avellanas, entre otros, nos brindan un alto valor energético. Estos productos alimenticios son bajos en carbohidratos y altos en proteína, fibras, minerales (calcio, potasio y fósforo) y contenido en grasas vegetales saludables.

Son ideales para incorporar en el desayuno o la merienda, aunque también puedes incluirlas en una ensalada como complemento. O también como colación a media mañana o a media tarde.

Debido a su alto contenido calórico no se recomienda consumir en exceso. La medida diaria es un puñado.

Existen en el mercado las leches de almendras y avellanas, que son ideales para incorporar en la dieta diaria.

También hay harinas de almendras para usar en preparaciones culinarias tanto dulces como saladas, así podrás seguir una dieta más variada.

Té verde

El té verde es un clásico antioxidante natural. Previene el daño celular y regula el colesterol. Asimismo, activa el metabolismo, lo que significa que hace que quememos más calorías y ayuda a la pérdida de grasa.

Ayuda a disminuir el riesgo de padecer cáncer y reduce la inflamación.

Recomendamos comprar un té verde de calidad porque algunos más económicos pueden contener cantidades excesivas de fluoruro.

Si te gusta, puedes agregarle menta. Esta combinación elimina toxinas y ayuda a desobstruir las vías respiratorias.

Quinoa

Las semillas de quinoa tienen un alto contenido en proteínas vegetales, fibra y grasas saludables. Tienen un bajo índice glucémico y no contienen gluten (ideal para personas celíacas).  Son ricas en minerales, como el hierro, el calcio, el potasio y el fósforo.

Tienen Omega 6, lo que beneficia a la salud cardiovascular.

Ciertos estudios indican que ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares y cáncer de mama. Controla los niveles de colesterol y la azúcar en sangre. Favorece el tránsito intestinal.

Para prepararlas, primero hay que lavarlas bien y hervir durante 15 minutos aproximadamente hasta que hayan doblado su volumen, y liberen su germen blanco. Se puede comer en ensaladas, hamburguesas, croquetas, etc.

Hay muchas recetas de cocina que incluyen quinoa en sopas y en recetas de pastelería.

Brócoli

El brócoli es mucho más que una verdura, es un superalimento. Es una excelente fuente de hierro y calcio, de vitaminas (C, B1, B2, B3, B6) y elimina las toxinas en sangre. También previene el riesgo de enfermedades por su alto contenido en fibra. Posee propiedades anticancerígenas.

Además, es un alimento con propiedades para el corazón, ya que reduce el riesgo cardiovascular.

Puedes hacer fideos con crema y brócoli, sopa con brócoli hervido o ensalada.

Para finalizar…

Mucha gente piensa que algunos de estos alimentos saludables, llamados superalimentos, son exóticos y que conseguirlos es complicado y costoso.  Pero nada más lejos de la realidad, es cuestión de encontrar una dietética o tienda especializada de confianza.

Si sufres de alguna enfermedad o condición particular, haz la consulta con un profesional de la nutrición para que te asesore qué alimentos son adecuados para ti y en qué cantidad debes consumirlos.

Fuente:  Priscila Rocco  EcoPortal.net

TE PUEDE INTERESAR

TOP 10

COMENTARIOS RECIENTES