sábado, mayo 18, 2024

Red de Buenas Noticias

Cada día sucede algo bueno...

InicioSaludAceite de Perilla. Omega3 Vegetal para el colesterol

Aceite de Perilla. Omega3 Vegetal para el colesterol

El Omega 3 vegetal procedente de la perilla es muy apreciado por los vegetarianos, puesto que reemplaza al omega 3 de origen animal, sin privarse de los beneficios que estos ácidos grasos insaturados aportan para equilibrar los niveles del colesterol del organismo. Especialmente en la reducción del colesterol LDL (conocido como colesterol malo) y aumentar el colesterol bueno o HDL.

Primero, conozcamos esta planta: la perilla frutescens es una planta herbácea procedente de Asia. Crece en un ambiente húmedo y soleado y mide entre 50 y 60 centímetros. Su color puede variar del verde al morado, y las hojas son redondas con la punta en forma de corazón, bordes irregulares y una pequeña punta en la punta.

La planta contiene aceites esenciales y ácido rosmarínico, que le da un sabor a menta. Las hojas de perilla son comestibles y se pueden agregar a ensaladas y otras preparaciones culinarias.

Su refrescante sabor y dulzor hacen de esta planta un alimento reconfortante y beneficioso para la salud. Sin embargo, el tesoro más valioso de la perilla está en las semillas, de las que se obtiene un aceite rico y muy saludable para el cuerpo humano.

Aceite de perilla alfa linolénico omega 3

Las semillas de esta planta son ricas en aceite, que es una clase de ácidos grasos Omega 3: el ácido alfa-linolénico (ALA). Aproximadamente el 50% de su composición consiste en el ácido graso ALA.

Este aceite insaturado no puede ser producido naturalmente por el cuerpo humano. Por tanto, debe tomarse con alimentos o como complemento dietético.

La principal ventaja del aceite de perilla es que, al ser aceite vegetal, se oxida más lentamente que los aceites de pescado, por ejemplo de salmón o el llamado pescado azul, que también son ricos en Omega 3, pero se oxidan más.
rápidamente.

El Omega 3 vegetal en Perilla es popular entre los vegetarianos ya que reemplaza las fuentes animales de Omega 3 sin perder los beneficios de estos ácidos grasos insaturados para equilibrar los niveles de colesterol en el cuerpo. Especialmente cuando se trata de bajar el colesterol LDL (llamado colesterol malo) y subir el colesterol bueno o HDL.

¿Por qué se forma el colesterol?

En primer lugar debemos aclarar que el colesterol es una sustancia importante para el cuerpo humano; sin él, la formación de membranas celulares y hormonas no puede desarrollarse adecuadamente.

Los problemas ocurren cuando los niveles de colesterol se desequilibran, ya sea por deficiencias nutricionales, efectos secundarios de ciertos tratamientos o por la propia producción del cuerpo.

En los países occidentales, el aumento de enfermedades relacionadas con el colesterol malo LDL se ha convertido en un problema de salud que afecta a millones de personas, incluidos niños.

Esto se debe principalmente a malos hábitos alimentarios. Por tanto, es necesario aumentar la conciencia social de que una dieta equilibrada y un estilo de vida saludable son esenciales para la calidad de vida en la edad adulta.
El colesterol en nuestro cuerpo proviene principalmente de su propia producción, lo que hasta cierto punto indica que no necesitamos agregar mucha grasa a nuestra dieta porque la mayoría de las células pueden producir colesterol.

Al llevar una dieta equilibrada, el propio organismo se encarga de evitar la producción excesiva de colesterol LDL en el torrente sanguíneo.

¿Por qué son útiles los ácidos grasos Omega 3?

En una dieta equilibrada incluimos los ácidos grasos omega 3, que actúan como transportadores encargados de transportar el colesterol para que no se deposite y se adhiera a las paredes de los vasos sanguíneos.

A medida que el colesterol se acumula en las paredes de las arterias, la circulación sanguínea se ralentiza, porque los canales sanguíneos se vuelven más estrechos en los lugares de depósitos de grasa y debe seguir circulando de todos modos, provocando un aumento de la presión arterial y, por tanto, los siguientes riesgos: Sistema cardiovascular general.

Recordemos que los ácidos grasos Omega 3 son necesarios para el metabolismo humano por sus efectos antiinflamatorios, capacidades antioxidantes y efectos protectores de la salud cardiovascular.

El omega 3 ayuda a reducir las grasas, reduciendo así el riesgo de que el colesterol se acumule en las arterias, lo que provoca graves problemas de salud como las enfermedades cardiovasculares.

Los omega 3 no deben faltar en la dieta humana, independientemente de si los aporta el pescado o una estricta dieta vegetariana. En este caso, el Omega 3 vegetal también ayuda a reducir la producción de células grasas, reduciendo así el tejido adiposo y aumentando así su metabolismo.

Las personas con colesterol alto y que padecen enfermedades relacionadas con este desequilibrio pueden beneficiarse del omega 3 de origen vegetal que contiene el aceite de perilla.

Podemos encontrar este aceite tanto en forma de ingredientes de cocina como en la forma más cómoda y práctica de cápsulas para favorecer el aporte diario de ácidos grasos esenciales Omega 3.

Fuente: Redacción
EcoPortal.net

TE PUEDE INTERESAR

TOP 10

COMENTARIOS RECIENTES