sábado, julio 2, 2022

Red de Buenas Noticias

Cada día sucede algo bueno...

InicioEspiritualidadColumna de Norberto Bruno Worobeizyk – Recuerda decirle 'te amo' a tu...

Columna de Norberto Bruno Worobeizyk – Recuerda decirle ‘te amo’ a tu pareja

Quien es Norberto Bruno Worobeizyk?

Es un Trihatleta activo actualmente no competitivo, ex subcampeón argentino en su categoría, con 72 años de edad cronológicos, pero según él con 30 años de edad biológicos, o dicho de otra manera, con 18 años de edad,  pero con 55 años de experiencias.
Fue atropellado por un borracho y quedó temporalmente cuadripléjico.
Actualmente está enfocado en morirse sano y joven lo más tarde posible.
Columnista y corresponsal de RBN.

Mi nombre es Norberto Bruno Worobeizyk, tengo18 años de edad y 55 de experiencia.

Mi edad cronológica es de 73 años, pero mi edad biológica y mental, me atrevo a manifestar, que es de 28 años.

Mi idea es morir sano y joven lo más tarde posible.

Tengo tantos proyectos y metas a realizar, que no tengo tiempo para morirme.

Me considero un gladiador en las arenas de la vida

Trabajo cómo  consultor en Comercio Exterior.
Triatleta del cuerpo y de la mente,  ex sub-campeón argentino de triatlón, en mi categoría.

Tengo la suerte y el honor, de pertenecer al legendario grupo de los Dinosaurios, los primeros y únicos en participar en el  primer triatlón, que se realizó en la Argentina, en la ciudad de Mar del Plata, en condiciones extremas.

Guardavidas, maratonista, realicé el curso de primeros auxilios en  la Cruz Roja Argentina, kayaquista, entrenador de wind-surf, skí acuático, remero, instructor de  arquería, personal trainer, etc,etc.
Un  auténtico deportista, con una filosofía y calidad de vida equilibrada, dedicada al deporte, intentando ayudar al prójimo, en lo que estuviera a mi alcance.

 

Quiero tu opinión acerca de la nota, envíala a   hola@reddebuenasnoticias.com y te contestare. También estoy disponible para quienes quieran intercambiar ideas, hacer  comentarios, preguntas, dudas, etc.  Woro92001@yahoo.com.ar

 

Reflexiones reales para quebrar paradigmas en propio beneficio y el de los que nos rodean.

Hola Estimados lectores y lectoras

Consideré muy oportuno  compartir esta triste realidad en la que viven muchas personas.

Bebemos demasiado, gastamos sin criterio. Nosotros conducimos demasiado rápido, nos quedamos despiertos mucho más tarde,

Nos despertamos demasiado cansados, leemos muy poco, vemos demasiada televisión y rara vez estamos con Dios.

Multiplicamos nuestros activos, pero reducimos nuestros valores.

Hablamos demasiado, amamos raras veces, odiamos a menudo.

Aprendemos a sobrevivir pero no a vivir; agregamos años a nuestra vida y no vida a nuestros años.

Fuimos y volvimos a la luna, pero tenemos dificultades para cruzar la calle y encontrar un nuevo vecino. Conquistamos el espacio exterior, pero no el nuestro.

Hemos hecho muchas cosas más importantes, pero muy pocas mejores.

Limpiamos el aire pero contaminamos el alma; dominamos el átomo,

Pero no nuestro prejuicio; Escribimos más pero aprendemos menos; planeamos más, pero logramos menos.

Hemos aprendido a apresurarnos, pero no a esperar.

Construimos más computadoras para almacenar más información, producen más copias que nunca, pero nos comunicamos cada vez menos.

Estamos en la era de la «comida rápida» y la digestión lenta;

Del hombre grande, de carácter pequeño; grandes ganancias y relaciones vacías.

Esta es la edad de dos trabajos, divorcios múltiples, casas hogares elegantes y rotos.

Esta es la era de los viajes rápidos, los pañales y la moral desechable, rapiditos, cerebros huecos y píldoras ‘mágicas’.

Un momento de muchas cosas en la vitrina  y muy pocas en la despensa.

Una era que te trae esa carta, y una era en la que te permite dividir esa reflexión o simplemente hacer clic y ‘Eliminar’.

Recuerda pasar tiempo con las personas que amas, ya que no estarán aquí para siempre.

Recuerda darles a tus padres un cálido abrazo, a  un amigo, porque no te cuesta ni un centavo.

Recuerda decirle ‘te amo’ a tu pareja y a las personas que amas, pero primero, ámate a ti mismo…

Ámate mucho a ti mismo.

Un beso y un abrazo curan el dolor cuando vienen de adentro.

Por eso, valora a los que te aman, siempre”.

Fuente: Norberto Bruno Worobeizyk

TE PUEDE INTERESAR

TOP 10

COMENTARIOS RECIENTES