Quien es Norberto Bruno Worobeizyk?

Es un Triatleta del cuerpo y de la mente 

 Un gladiador en las arenas de la vida, actualmente activo no competitivo, ex subcampeón argentino en su categoría, con 73 años de edad cronológicos, pero según él con 30 años de edad biológicos, o dicho de otra manera, con 18 años de edad,  pero con 55 años de experiencias.

Fue atropellado por un borracho y quedó temporalmente cuadripléjico.

Actualmente está enfocado en morirse sano y joven lo más tarde posible.

Columnista y corresponsal de RBN.

Tengo tantos proyectos y metas a realizar, que no tengo tiempo para morirme.

Trabajo cómo  consultor en Comercio Exterior y mi intención es dar charlas inspiradoras y motivacionales.

Tengo la suerte y el honor, de pertenecer al legendario grupo de los Dinosaurios, los primeros y únicos en participar en el  primer triatlón, que se realizó en la Argentina, en la ciudad de Mar del Plata, en condiciones extremas.

Guardavidas, maratonista, ciclista, realicé el curso de primeros auxilios en  la Cruz Roja Argentina, kayaquista, entrenador de wind-surf, skí acuático, remero, instructor de  arquería, personal trainer, etc,etc.

Un  auténtico deportista, con una filosofía y calidad de vida equilibrada, dedicada al deporte, intentando ayudar al prójimo, en lo que estuviera a mi alcance.

Tu opinión acerca de mis notas es muy valiosa para mí, agradeceré el envío de comentarios dudas, preguntas, opiniones, ideas, etc.las cuáles responderé con agrado.

  Enviar a  hola@reddebuenasnoticias.com  

 Woro92001@yahoo.com.ar

 

Excelente noticia para nuestro cerebro

Hola mis estimados lectores y lectoras

Algunas habilidades mentales pueden mejorar con el envejecimiento.

Aunque el envejecimiento representa un declive de las bases cerebrales, algunas de las funciones pueden incluso reforzarse “en base a la experiencia, en la práctica, en el uso diario”, según João Veríssimo, autor del estudio.

Hay habilidades mentales que pueden mejorar con el envejecimiento y proteger al cerebro del deterioro, según un estudio publicado el jueves en la revista Nature Human Behavior, que sugiere esa posibilidad.

Según la investigación, en la que participaron investigadores de la Facultad de Artes de la Universidad de Lisboa (FLUL) y de la Universidad de Georgetown, en EE. UU., La capacidad de prestar atención a la nueva información y centrarse en lo que es importante en cada situación. Puede mejorar en personas mayores y actuar como un escudo protector contra el deterioro cerebral.

En declaraciones a la agencia Lusa, João Veríssimo, psicólogo e investigador del Centro de Lingüística de la FLUL, subrayó que «algunos de estos signos ya existían en la literatura anterior» y ahora han sido detectados «en un estudio más amplio y cuidadoso, relativamente amplio, en comparación con el anterior, en el que participaron 702 personas de Taiwán, entre 58 y 98 años.

En dos de las tres funciones examinadas, a través de tareas conductuales, con el objetivo de medir la eficiencia de los participantes en estas funciones cerebrales, “las personas mayores obtuvieron mejores resultados”, destacó João Veríssimo.

En dos de las tres funciones examinadas, a través de tareas conductuales, con el objetivo de medir la eficiencia de los participantes en estas funciones cerebrales, “las personas mayores obtuvieron mejores resultados”.

Mientras que los datos recolectados indicaron que el estado de alerta disminuyó, la función de orientación (que nos permite dirigir el foco a un área determinada) y la función de inhibición ejecutiva (que nos permite manejar información, recibir información contradictoria y entender qué es lo más importante, para tomar decisiones) mejoraron en personas mayores.

Mientras que en la red de orientación, no hubo caída en las mejoras detectadas en función de la edad y los participantes del estudio realizaron las tareas solicitadas “de manera más eficiente y un poco más rápida”, en el caso de las mejoras de desempeño de la red de inhibición se han observado aproximadamente a los 76 a 78 años. “A partir de entonces, las mejoras comienzan a estabilizarse y posiblemente incluso comienzan a encontrar disminuciones”, dijo el investigador.

En un comunicado difundido por la FLUL, se subraya que los autores plantean la hipótesis de que la disminución de la capacidad de alerta se justifica “porque corresponde a un estado básico de vigilancia que no puede ser entrenado”.

Si bien se trata de «una injerencia» basada en la observación realizada, y que es importante intensificar con estudios complementarios, los autores adelantan la posibilidad de que «la orientación y la inhibición ejecutiva son habilidades que pueden mejorar a medida que se ejercitan, compensándose las neurológicas subyacentes.

“En general, se pensaba que este tipo de función se pierde con el envejecimiento, se degrada y lo que parecen sugerir nuestros resultados es que hay que mirar esto un poco más con atención”, advirtió João Veríssimo, quien afirmó que hay “una tendencia muy fuerte a mirar las pérdidas y menos las ganancias y las cosas que mejoran con la edad, a medida que se practican”.

De la toma de decisiones a la lectura

Si bien no es perentorio al afirmar si estas mejoras son el resultado de un estado natural de los participantes del estudio o si estas habilidades solo mejoran si se ejercitan, el investigador de FLUL las atribuye “a la experiencia, a la vida que tiene una persona mayor, a su acumulación de conocimientos, práctica y ejercicio continuo de estas habilidades”.

“La explicación que ofrecemos es que, posiblemente, estará relacionada con la experiencia”,»[Los resultados] se observaron en habilidades involucradas en prácticamente todo lo que hacemos» en la vida cotidiana y que nuestra mente está continuamente haciendo uso, ya sea en el lenguaje, para tomar decisiones, manejar información, en materias de razonamiento, habilidades de cálculo, lectura o navegación explicada.

Si bien el envejecimiento representa un declive de las bases cerebrales, algunas de las funciones pueden incluso reforzarse «en base a la experiencia, en la práctica, en el uso diario», sin señalar formas de ejercitar estas capacidades.

El estudio no se centra «en este aspecto práctico». El psicólogo e investigador principal del estudio, del cual Michael Ullman, profesor del Departamento de Neurociencia de la Universidad de Georgetown es también autor, enfatizó que los resultados ofrecen una perspectiva «más positiva» sobre envejecimiento, generalmente asociado con capacidades mentales reducidas.

“La principal contribución del estudio, en cierto modo, es más teórica, en el sentido de que nos muestra un ejemplo de que a medida que envejecemos podemos, de hecho, en algunas cosas, posiblemente mejorar. Este es el gran mensaje, que va en contra de esta visión más pesimista de que todo está perdido”, enfatizó João Veríssimo. El investigador agregó: «Quizás, no tenga mucho sentido pensar que cuando envejecemos, todo, en general, se pierde».

El profesor de la FLUL destacó que algunas funciones “pueden incluso mejorar a través del ejercicio, la práctica y la acumulación de conocimientos a lo largo de la vida”. João Veríssimo cree que los resultados “abren puertas” a otras investigaciones que pueden llevar a conclusiones sobre lo que se puede hacer en términos de intervención para entrenar habilidades para contrarrestar el declive del envejecimiento, es decir, con acciones dirigidas tanto al envejecimiento saludable como a las alteraciones. Relacionados, «eventualmente incluso demencias», como la enfermedad de Alzheimer. “Esto todavía se encuentra en una etapa muy especulativa. Imaginamos que puede ser posible, e imaginamos que sería genial, en futuras investigaciones, intentar conseguir contrarrestar el envejecimiento con esta práctica”, destaca el autor principal del estudio.

Norberto B. Worobeizyk

Corresponsal de noticias de RBN

 

A Red de Buenas Noticias le interesa tu participación en los artículos, notas, entrevistas que publica.  Además envía tu Buena Noticia!!!!  Tu también te puedes convertir en corresponsal de RBN, no importa donde te encuentres en el planeta Tierra, nos interesa y a los demás también lo que tengas para compartir. 

Envíalas a   hola@reddebuenasnoticias.com y te contestaremos.