martes, octubre 4, 2022

Red de Buenas Noticias

Cada día sucede algo bueno...

InicioEcologíaEl Parque Nacional de Doñana cumple 53 años

El Parque Nacional de Doñana cumple 53 años

Sequía, agricultura industrial, parques solares, incendios, y regantes ilegales

El Parque Nacional de Doñana cumple 53 años. La singular belleza de Doñana, considerada como una de las últimas maravillas salvajes de Europa y el mayor refugio para las aves migratorias de todo el continente. En los años 60 atrajo la atención de un grupo de científicos y de amantes de la naturaleza. Liderados por José Antonio Valverde y con el apoyo de personalidades como Luc Hoffmann, trabajaron durante casi dos décadas para salvarla de los proyectos de desecación y de plantación de millones de eucaliptos.

Probablemente, la mayor amenaza para Doñana en estos momentos es la sequía que afecta al espacio natural. Desde el año hidrológico 2010/2011 Doñana no se conoce un año húmedo en esta zona (un 20% de lluvias por encima de la media). Y se ha vivido una sequía a cámara lenta, sucediéndose hasta el año hidrológico 2020/2021 una etapa donde se han intercalado 5 años normales.

Con 5 secos (un 20% de lluvias por debajo de la media) el año 2021/2022 se cerrará este próximo mes de octubre. Aunque los datos de precipitaciones hasta el momento lo sitúan con 365 litros/m2 como el segundo más bajo de los últimos 23 años. Y no hay esperanza que mejore en estos meses.

El acuífero de Doñana está en situación crítica

​El acuífero de Doñana pasa por el peor momento de su historia. Lo que ha obligado por primera vez a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir a declarar tres de sus cinco masas como sobreexplotadas (“en peligro de no alcanzar el buen estado cuantitativo”).

Las extracciones para el regadío intensivo y el robo del agua son las principales causas del mal estado de las aguas subterráneas de Doñana. Que están poniendo en peligro la riqueza natural del espacio protegido.

Organismos como la UNESCO, la UICN, el Parlamento Europeo o los Defensores del Pueblo español y andaluz han expresado su preocupación por el crítico estado del acuífero.

El impacto en los ecosistemas locales

Las consecuencias han sido nefastas para los ecosistemas y las especies del espacio protegido. La Estación Biológica de Doñana (EBD). Quien lleva el seguimiento científico del espacio natural, ya advirtió en febrero de 2022 de los efectos adversos de la falta de precipitaciones en otoño-invierno para los anfibios. Su censo reflejaba un número de ejemplares casi 20 veces inferior al del 2021 por esas mismas fechas.

Las aves acuáticas también se han visto gravemente afectadas por la situación. De acuerdo a los censos aéreos (efectuados por la EBD) las cifras de este 2022 han resultado ser una de las más bajas de toda la serie histórica.  Que comprende casi 50 años, con apenas 87.500 individuos censados frente a los 470.000 del año pasado. Los técnicos de la EBD estimaron que este año solo el 5% del Parque Nacional estaba inundado durante el invierno.

La llegada de las altas temperaturas y del verano han empeorado la situación, que este año no ha podido contar con buena parte de los humedales antrópicos del entorno del espacio protegido. Solo se ha plantado el 30% del arrozal. La Cañada de los Pájaros está prácticamente seca. Y la Dehesa de Abajo ha sufrido episodios de cianobacterias que han obligado a desaguarla tras la muerte de varios ejemplares de aves protegidas. Pero además la situación estival del Parque Nacional es la peor en muchas décadas.

Sequía extrema

De las lagunas peridunares, solo Santa Olalla mantiene algo de agua, aun así, está casi seca. El director de la EBD ha advertido que es algo que ocurre por segunda vez desde que se tienen datos. Lo que hay que achacar no solo a la falta de precipitaciones, sino también al mal estado del acuífero, que ya no surte de agua subterránea a las lagunas de Doñana. El Parque Nacional de Doñana cumple 53 años.

¿Qué se puede hacer para solucionar el problema del agua en Doñana?

Ante estos riesgos relacionados con la gestión del agua, pedimos:

  1. El cierre inmediato de todas las fincas de regadío ilegal de Doñana y la clausura de los pozos, balsas y tomas ilegales. Si ya son graves las extracciones ilegales en un acuífero sobreexplotado, más aún durante un periodo de sequía donde los agricultores legales están sufriendo restricciones, como es el caso del arrozal. La competencia desleal puede ser además causa de conflictos sociales en la Comarca.
  2. Dotar al “Plan de la Fresa” de recursos humanos, materiales y presupuestarios suficientes para la implementación urgente del mismo. Ya según los datos que tenemos, de las 30 medidas a corto plazo, más del 80% no han sido ejecutadas en su totalidad por la Junta de Andalucía.
  3. Diseñar e implementar un plan integral de restauración hídrica de Doñana, en especial de la marisma, con el fin de recuperar equilibrios perdidos –hoy la marisma natural es solo un 20% de lo que era a mitad del siglo XX- y los caudales superficiales que requiere el parque nacional para la supervivencia de sus ecosistemas.
  4. Dar una solución definitiva y urgente al suministro de agua para consumo humano en Matalascañas mediante el aporte de aguas superficiales que permitan dejar de usar las extracciones subterráneas.

La entrada El Parque Nacional de Doñana cumple 53 años se publicó primero en Noticias de Ecología y Medio Ambiente.

Fuente: Redacción ECOticias – J
Noticias de Ecología y Medio Ambiente

TE PUEDE INTERESAR

TOP 10

COMENTARIOS RECIENTES