Los científicos se apoyaron en la biotecnología para mejorar los tratamientos de osteoporosis y curar lesiones provocadas por accidentes.

20180207_133243

Desde Israel llegan noticias alentadoras para la medicina: un grupo de investigadores de la compañía local de biotecnología Bonus BioGroup ha iniciado la segunda etapa —el primer ensayo se llevó a cabo en 2014— del estudio clínico que apunta a regenerar huesos mediante la utilización de células grasas del cuerpo.

El proceso consiste en extraer las células grasas a partir de liposucción, separando posteriormente aquellas encargadas de controlar los daños del cuerpo. A continuación, se cultivan en un bio-reactor, donde se les provee la forma deseada mediante la utilización de andamios biodegradables. El resultado se obtiene en unas dos semanas: un hueso nuevo adaptado a las necesidades del paciente.

 

“El hueso está vivo y se puede fortalecer y crecer junto con el paciente”, aclara Shai Meretzki, director general y fundador de Bonus BioGroup.

 

El proyecto, que apunta principalmente a personas de edad avanzada, pacientes que sufren osteoporosis, infecciones, cáncer o accidentes traumáticos, se haría realidad en menos de 3 o 4 años, luego de obtener la esperada aprobación de la FDA —organismo que regula los medicamentos y terapias de salud de los Estados Unidos—.

Fuente: Bonus BioGroup, La Nación.
Fuente foto: Sivan Geffen/Times of Israel.