domingo, enero 23, 2022

Red de Buenas Noticias

Cada día sucede algo bueno...

InicioQue bueno estoCapioví, donde el "milagro" de la Navidad se vive todo el año

Capioví, donde el «milagro» de la Navidad se vive todo el año

 

El festejo se inició en 2009, cuando un grupo de mujeres comenzaron a vestir la Parroquia de la ciudad de Navidad a esta localidad – ubicada a unos 120 kilómetros al norte de Posadas y unos 180 kilómetros al sur de las Cataratas del Iguazú- con el reciclado de botellas de plástico, pero el milagro de una fecha tan cara a los sentimientos cristianos hizo que desde hace 12 años en Capiovi la Navidad se viva todo el año. “Todo comenzó con la idea de celebrar una Navidad especial en 2009, pero el milagro de Navidad produjo que desde ese año durante todo el año se prepare a la ciudad para que sea adornada para la celebración de estas fiestas”; dijo el intendente Alejandro Fabián Arnhold.

“Todas las decoraciones se realizan con botellas de plástico recicladas, para darle un sentido mucho más trascendental a la celebración de la Navidad”.

Desde los primeros días de noviembre y hasta fines de enero, Capioví se transforma en la ciudad navideña similar a ciudades europeas de Suiza o Alemania. “Tenemos trineos, solo nos falta que caiga nieve”, dijo Silva Egger, una joven que heredó esta pasión de su madre.

Todo el pueblo adorna la ciudad en general y cada casa en particular. “Nosotros desde la comisión si la familia no puede hermosear su casa los ayudamos, aunque sea con un simple adorno, es que la Navidad en Capioví, inclusive trascendió las creencias religiosas. Todos, sin distinción de clases social, políticas y religiosas vivimos esta festividad en Capioví”; dijo orgullosa Karina Hofer mamá de dos hijos que la acompañan en la tarea de reciclar botellas.

Trascendió las fronteras

La Navidad en Capioví trascendió las fronteras misioneras tanto a nivel nacional como internacional. “Años antes de la pandemia teníamos la presencia de contingentes de Europa que venían especialmente a visitar la ciudad y disfrutar de la Navidad. Este año contaremos con la presencia de brasileños y paraguayos que ya reservaron su estadía y de familias provenientes de otras provincias”, dijo el comerciante Juan Carlos Weber.

La Navidad en Capioví también trascendió las fronteras de Misiones en cuanto a su difusión en los medios de comunicación. Canales de TV de Estados Unidos, Europa y Asia la visitaron. También fue incorporada en la venta de circuitos turísticos de agencias de turismo de Norteamérica y Europa

De lado el materialismo

Como se mencionara, todo comenzó en la Parroquia de la ciudad cuando un grupo de mujeres decidió adornarla para la Navidad del 2009. Al año siguiente se sumó el municipio y luego a toda la ciudad. “Se viajó la ciudad brasileña Gramados donde residen familiares directos de ciudadanos que viven en Capioví quienes abrieron las puertas para que se puedan aprender las técnicas para trabajar con el reciclado de botellas”; dijo el Jefe Comunal.

“La actividad es amigable con el medio ambiente porque es un trabajo artesanal de reciclado de botellas de plástico. Cuando arrancó era muy chico y después fue creciendo, se fue sumando la gente. Ya llevamos recicladas más de 400 mil botellas de plástico en la celebración de la Navidad”.

Si bien la inauguración oficial se realizó este domingo con el encendido del árbol de 14 metros de alto y un festival en la plaza de los Pioneros, los adornos navideños se instalaron el pasado 6 de noviembre y se extenderán hasta fines de enero.

Arnhold dijo que “era algo que iba a hacerse por única vez, pero ocurrió el ´milagro´ de Navidad, porque gustó mucho y fue creciendo, sumando vecinos y hoy se transformó en una fiesta que atrae a turistas de otros rincones de la provincia, del país, y del extranjero”.

Los adornos y el festival son apenas una parte. La otra historia mágica es qué a partir de esta movida, todos los ciudadanos recuperaron el viejo espíritu navideño, tan dejado de lado hoy en día. “Desde el 2009 la Navidad en Capioví se vive de otra manera. Con menos espíritu materialista y con el objetivo de compartir con el vecino y colaborar en lo que se pueda”; dijo la docente Pamela Fisher.

“La gente se acerca a ayudar cada vez más, algunos tienen destreza, otros no, pero todos ayudan, o vienen a tomar un mate y compartir, y cuando vemos que una persona se queda mirando los adornos es hermoso”, dijo Marta Werle,

Aparte de los adornos está la Casita donde Papa Noel saluda y se saca fotos con los chicos y el Árbol de los Sueños, donde los visitantes escriben sobre una maderita terciada sus deseos para las fiestas, luego se cuelgan del árbol. El año pasado ese sector colapsó y tuvieron que poner otros árboles para sostener ´los sueños´. Después colocan esas maderistas en una canasta y las ofrecen en una misa de acción de gracias. “Muchos ciudadanos rescatan esta fiesta como la celebraban sus ancestros en Europa”; dijo Clara Trovak

Los visitantes también pueden disfrutar el espacio de los artesanos que presentan sus trabajos con motivos navideños.

Fuente: Ambito
TE PUEDE INTERESAR

TOP 10

COMENTARIOS RECIENTES