Crece el uso de energías renovables en las empresas españolas

 

 

 

 

 

 

 

Empresas españolas apuestan por el autoconsumo fotovoltaico

La energía renovable se obtiene de fuentes naturales inagotables, como el sol, el viento y el agua y es un tipo de energía que no contamina, lo que la hace mucho más eficiente. Debido a las ventajas que proporciona la energía limpia, este año la instalación de paneles solares para empresas ha aumentado exponencialmente en España y ha hecho que muchas de las grandes empresas, tanto del país como internacionales, se unan para promover una idea de negocio y funcionamiento más sostenible.

Cada vez más empresas apuestan por pasarse a una energía limpia y muchas compañías ya han logrado la autonomía energética, que consiste en producir, gestionar y consumir su propia energía.

El principal motivo que ha llevado a este cambio en las empresas españolas es el precio elevado de la energía tradicional. Las compañías son cada vez más conscientes de que el uso de energías renovables supone un gran ahorro en la factura a final de mes. Como dato, el precio de la luz en España es una de los más altos de toda Europa. Eso lleva a las empresas a buscar energías alternativas para reducir el gasto con electricidad.

Renovables para luchar contra el cambio climático

Otras empresas también se han pasado a la energía limpia por compromiso medioambiental. Utilizar renovables es un paso importante en la lucha contra el cambio climático y ayuda a disminuir el impacto ambiental que causan las industrias.

Renovables para luchar contra el cambio climático

El sol es una de las fuentes de energía renovable que más está creciendo en nuestro país. Este año la producción y autoconsumo de energía solar ha vivido un gran aumento, sobre todo tras la derogación del «impuesto al sol» en 2018. Además, España es uno de los países de Europa con más horas de sol y esto se puede aprovechar para conseguir más ahorro y una mayor eficiencia energética.

Aumento de las instalaciones fotovoltaicas del 94% en España

En 2018, la instalación de paneles fotovoltaicos en España creció un 94%, según la Unión Española Fotovoltaica (UNEF). El pronóstico para el futuro es muy alentador y se prevé que se instale un 30% más de energía fotovoltaica que hace dos años en nuestro país.

Este aumento se debe a la toma de algunas medidas como la derogación de los impuestos antes mencionados y las subvenciones que las comunidades autónomas están concediendo para fomentar el autoconsumo.

Ejemplos concretos de empresas con energía solar fotovoltaica en España

Así pues, estos incentivos están ayudando a que cada vez más empresas recurran a la instalación de paneles fotovoltaicos para abastecerse con energía solar. Un buen ejemplo de empresa que se está pasando al autoconsumo de energía solar es la cadena de supermercados Lidl. Tiene instalados 73.000 m2 de paneles fotovoltaicos y entre el 20% y el 25% del consumo anual de sus tiendas ya está siendo cubierto por la energía que proviene del sol.

Ejemplo de empresa que se está pasando al autoconsumo de energía solar: centro logístico de Lidl en Málaga. Foto cortesía de Google Maps

Ejemplo de empresa que se está pasando al autoconsumo de energía solar: centro logístico de Lidl en Málaga. Foto cortesía de Google Maps

Otro ejemplo es Freigel Foodsolutions, que tiene un parque fotovoltaico compuesto por 10.890 paneles solares. Gracias a la energía fotovoltaica, consiguen evitar la emisión de 848 toneladas de dióxido de carbono al año.

El autoconsumo de energías renovables ya es una realidad. Muchas empresas ya se abastecen con energía solar y el pronóstico para el futuro es muy alentador.

Fuente:Cuentamealgobueno.com

RSSMix.com Mix ID 8156608