LOS ANGELES DE KENIA;CHILDREN;PATI Y MARIA;KENIA;MV200106D;MV01

Pati y María tienen 22 años, son españolas y estudiaron Magisterio Primaria y Primaria-Infantil. Al acabar la Universidad, hicieron un voluntariado de tres meses en Kenia que les cambió la vida: atendían a 50 niños de un orfelinato.

«Vimos que ese era nuestro sitio»

Habían viajado hasta allí con la idea de «organizar, barrer y limpiar» y «llegabas y te ponían un bebé en los brazos y un biberón, y una cola de 5 bebés más».

«Muchos no han tenido nunca el cariño y el amor de una familia, de una madre», añade. Viendo aquello, decidieron que su lugar estaba ahí, «que era importante dedicar tiempo a esos niños«: «Vimos que ese era nuestro sitio».

Por esta razón pusieron en marcha «Los ángeles de Kenia», una asociación con la que trabajan de forma estable, gracias a las ayudas que reciben de muchas personas. «Los ángeles no somos nosotras, ¡son los niños!», aclaran.

«Ahora toca dar lo que hemos recibido»

Su planteamiento es sencillo: «Hemos recibido mucho en nuestra vida por parte de la familia, del colegio, de las amigas… y ahora toca darlo», explicó María a la cadena de radio Cope.

LOS ANGELES DE KENIA

Instagram | @losangelesdekenia
Pati con uno de los niños del orfelinato.

«La comodidad no te da la felicidad»

Pati añade: «La comodidad al final no te da la felicidad. Aunque allí no tenemos nada, somos mucho más felices allí que aquí. Son mogollón de horas de trabajo que nadie nos va a pagar, ni nosotras lo vamos a pedir». «En el momento en que te olvidas un rato de ti mismo -prosigue- y te das a los demás, ahí encuentras la felicidad».

LOS ANGELES DE KENIA

Instagram | @losangelesdekenia
María y Pati con un grupo de jóvenes kenianos.

Una de las lecciones que han aprendido es «lo importante que es una persona», como también «pararse a reflexionar» y «dar gracias por todo lo que tenemos».

Para ser transparentes con las ayudas que reciben y dar a conocer a otras personas su proyecto, decidieron abrir un perfil de Instagram. Y casi sin proponérselo, se han convertido en influencers, con más de 15.000 seguidores. En uno de sus posts han escrito una frase de Don Bosco que resume su trabajo: «No basta con querer a los niños, es importante que ellos sepan que son queridos». 

Aquí puedes ver la entrevista que la Folk Sixty hizo a María Piédrola recientemente:

 

https://aleteiaspanish.files.wordpress.com/2020/06/web3-00-woman-pati-y-maria-help-kenia-instagram-losangelesdekenia.jpg?quality=100&strip=all

Fuente: Dolors Massot
Aleteia.org | Español – valores con alma para vivir feliz