Se trata de vehículos motorizados equipados con arneses y joysticks que buscan mejorar la movilidad de los pequeños.

 

Estudiantes de la Universidad Northwestern, en Evanston, Illinois, modificaron una serie de automóviles motorizados con el fin de ayudar a aquellos niños que tienen dificultades para pararse o caminar de forma independiente. Con el fin de otorgarles una mayor movilidad e independencia, los jóvenes que cursan las materias de Fisioterapia e Ingeniería donaron los vehículos al Lurie Children’s Hospital.

“Podemos enseñarles todo en papel, todo en PowerPoint, pero realmente tener esa interacción con los niños les da un nuevo conjunto de habilidades”, dijo Jennifer Kahn, fisioterapeuta y directora del curso. “Es increíble. Ha sido difícil tener cosas que coincidan con lo que él puede hacer. Será una excelente forma de unirnos donde él está física y cognitivamente”, agregó Ryan Oswald al ver a su hijo Spencer —que no puede caminar o gatear— probando el auto por primera vez.

 

“Es genial ver que todos los diferentes aspectos de la terapia se combinan”, celebró Renee Hensiek, estudiante de terapia física de segundo año de doctorado. “La inclusión es muy importante para estos niños. Les da libertad”agregó Bill Angell, abuelo de uno de los niños.

Fuente:Belén Yarde Buller
Buenas Noticias