La investigación fue realizada por expertos en Biociencia de la Universidad de Aarhus, en Dinamarca. El mismo indica que los árboles tienen un ‘pulso’ similar al humano, pero con mucha menor frecuencia.

very_beautiful_tree

Un estudio realizado por un grupo de investigadores de la Universidad de Aarhus, Dinamarca, especializados en Biociencia, reveló que los árboles tienen pulsaciones, similares a un corazón que late. El descubrimiento salió a la luz recién ahora porque, según el líder del estudio, Andras Zlinsky, es un ‘latido’ tan lento que era casi imposible de detectar.

“Hemos encontrado que la mayoría de los árboles regularmente tienen cambios periódicos de forma, sincronizados en toda la planta, y más cortos que un ciclo día-noche, lo que implica cambios periódicos. Más o menos, el árbol, durante la noche, parece actuar de la misma manera que nuestro corazón actúa sobre nuestro cuerpo, excepto que en el caso del árbol, son las ramas las que bombean el agua desde las raíces a las hojas”, explicó Zlinsky.

Respecto a la similaridad con los latidos de nuestro corazón, los científicos se encargaron de aclarar que se trata de un pulso mucho menos regular que el humano, que ocurre una vez cada dos horas.

Increíble.

Fuente: New Scientist.

Fuente:  Belén Yarde Buller  Buenas Noticias