lunes, marzo 4, 2024

Red de Buenas Noticias

Cada día sucede algo bueno...

InicioSaludRadiación delos teléfonos móviles

Radiación delos teléfonos móviles

La exposición a las microondas y a la radiación de los teléfonos móviles provoca que se acumulen en el cuerpo radicales libres peligrosos llamados Peroxinitritos…

Por si no lo has notado, el mundo se ha convertido en una pesadilla radiactiva.

La llegada de,

microondas, enrutadores Wi-Fi, teléfonos móviles inalámbricos, medidores inteligentes y toda la tecnología asociada que los acompaña – esto incluye la tecnología 5G,

…está causando estragos en la salud humana en un grado nunca antes visto en la historia.

Todos los principales operadores de telefonía móvil en los Estados Unidos (y muchos fuera de los Estados Unidos, salvo Rusia y algunos otros lugares donde el 5G está prohibido) están implementando nodos de transmisión 5G, y pronto serán 6G, en cualquier lugar y lugar donde puedan a pesar de que existen, siendo cero estudios de seguridad que demuestren que la exposición crónica al 5G es segura.

El resultado es una enfermedad generalizada en una variedad de formas.

El tipo de 5G implementado en todo Estados Unidos se basa principalmente en un ancho de banda conocido como onda milimétrica.

Este es el mismo tipo de radiación que se encuentra en los escáneres de cuerpo desnudo en los aeropuertos de EE.UU., y se sabe que causa una sensación de ardor en la piel; es por eso que muchos viajeros aéreos optaron por no hacerlo y eligieron en su lugar un cacheo invasivo.

La radiación de ondas milimétricas también está relacionada con problemas oculares y cardíacos, función inmune suprimida, daño genético y problemas de fertilidad.

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) admite abiertamente que ni la propia agencia ni ninguno de los principales actores de la industria de las telecomunicaciones han realizado ni un solo estudio sobre 5G, y tampoco hay estudios previstos para el futuro.

Esto significa que los estadounidenses están siendo fritos día tras día por un tipo de radiación no probada, cuyos efectos a largo plazo aún se están descubriendo.

Las personas no sólo están expuestas a las torres 5G que emiten ondas milimétricas, sino también a los dispositivos portátiles que se comunican con ellas.

Esto incluye «teléfonos inteligentes», computadoras portátiles, tabletas y todo tipo de otros dispositivos electrónicos inalámbricos equipados con 5G.

Según el Dr. Joseph Mercola, la exposición persistente a frecuencias de microondas como las que emiten estos productos desencadena una disfunción mitocondrial, así como la producción de peroxinitrito, una sustancia nociva que se produce cuando cierto radical libre llamado anión superóxido reacciona con el óxido nítrico (NO).

El resultado final es la posible formación de todo tipo de problemas de salud crónicos, entre ellos,

  • arritmias cardíacas
  • ansiedad
  • depresión
  • autismo
  • enfermedad de Alzheimer
  • infertilidad,

…por nombrar sólo algunos.

«El peroxinitrito interactúa con lípidos, ADN y proteínas a través de reacciones oxidativas directas o mediante mecanismos indirectos mediados por radicales», explica un estudio de 2008 publicado en la revista revisada por pares Physiological Reviews.

«Estas reacciones desencadenan respuestas celulares que van desde modulaciones sutiles de la señalización celular hasta una lesión oxidativa abrumadora, que compromete a las células a la necrosis o la apoptosis».

El estudio encontró además que la generación de peroxinitrito juega un papel directo, desde el punto de vista patógeno, en condiciones de salud graves como,

  • accidente cerebrovascular
  • infarto de miocardio
  • insuficiencia cardíaca crónica
  • diabetes
  • shock circulatorio
  • enfermedades inflamatorias crónicas
  • cáncer
  • trastornos neurodegenerativos…

En una petición presentada ante la ONU (Naciones Unidas) por más de 230 científicos internacionales de campos electromagnéticos, se explicó además que la exposición crónica a los campos electromagnéticos en niveles que los gobiernos del mundo consideran «seguros» también está relacionada con una variedad de otros problemas de salud.

«Los efectos incluyen,

  • un mayor riesgo de cáncer
  • estrés celular
  • aumento de radicales libres dañinos
  • daños genéticos
  • cambios estructurales y funcionales del sistema reproductivo
  • déficits de aprendizaje y memoria
  • trastornos neurológicos
  • impactos negativos en el bienestar general de los seres humanos…

Los daños van mucho más allá la raza humana, ya que cada vez hay más pruebas de efectos nocivos para la vida vegetal y animal».


En primer lugar, el 5G nunca debería haberse aprobado – No está probado y es inseguro

Hasta ahora, estas peticiones para que los reguladores gubernamentales hagan algo no han conseguido nada.

Se ignoró un llamado de 2017 para una moratoria sobre la tecnología 5G, a pesar de contar con el respaldo de más de 180 científicos y médicos de 35 países que dicen que el 5G debería permanecer prohibido,

«hasta que científicos independientes de los peligros potenciales para la salud humana y el medio ambiente hayan sido investigados completamente». industria.»

«Se ha demostrado que los RF-EMF son perjudiciales para los seres humanos y el medio ambiente», añadió este grupo de expertos en el campo, señalando además que «5G aumentará sustancialmente la exposición a campos electromagnéticos de radiofrecuencia, además de 2G, 3G, 4G, Wi-Fi, etc. para las telecomunicaciones ya existentes.»

El Dr. Ronald Powell, PhD, científico jubilado de física aplicada en la Universidad de Harvard, cree que,

«no existe una manera segura de implementar el 5G en nuestras comunidades… sólo hay ‘malas maneras’ y ‘peores maneras’.»

Sorprendentemente, de más de 35.000 artículos publicados sobre los campos electromagnéticos, sólo siete involucran estudios médicos o biológicos.

Ninguno de estos siete implicó modular o pulsar la señal como sucede en la vida real para la transmisión 5G, según el Dr. Joel M. Moskowitz, PhD, director del Centro de Salud Familiar y Comunitaria de la Escuela de Salud Pública de la UC Berkeley.

En los últimos 100 años, la exposición a los CEM ha aumentado asombrosamente un quintillón de veces:

un quintillón es un millón de billones, o un millón de millones de millones…

Se trata de mucha más radiación de la que una persona puede siquiera imaginar o cuantificar, y mucho menos soportar durante mucho tiempo antes de que surjan problemas de salud graves.

Algunas formas sencillas de ayudar a minimizar su exposición a los EMF y 5G es, por ejemplo, no utilizar un teléfono 5G

También es ideal eliminar de su hogar tantos electrodomésticos y dispositivos «inteligentes» como sea posible, así como apagar su teléfono y enrutador inalámbrico por la noche mientras duerme.

Las últimas noticias sobre la persistente amenaza para la salud que representa la exposición al 5G se pueden encontrar en 5Galert.com
 


Fuentes

Fuente: Biblioteca de las PLeyades

TE PUEDE INTERESAR

TOP 10

COMENTARIOS RECIENTES