Compuesta por unos 168,037 sorbetes, buscan crear conciencia acerca a través de una escultura hecha de plástico recuperado.

 

El artista de origen canadiense, Von Wong y Zero Waste Saigon (Vietnam) hicieron en conjunto la escultura de sorbetes más grande –compuesta por unas 168.037– en la ciudad de Ho Chi Minh, Vietnam, el 22 de enero de 2019. La instalación está hecha nada más y nada menos que de plástico recuperado de los océanos.

Se trata de una obra que busca crear conciencia acerca de la contaminación plástica de un solo uso y el impacto que está teniendo en los océanos del mundo. De no cambiar nuestros hábitos a tiempo, los científicos alertan que para 2050 habrá más plástico que peces en el mar.

 

Starbucks también fue parte e instaló contenedores de recolección de sorbetes usados en varias tiendas ubicadas en Vietnam. En el transcurso de 6 meses, se recolectaron todos estos desechos que luego fueron lavados, clasificados y separados por colores. Entre 20 y 50 voluntarios crearon la escultura en varios días.

La obra de arte mide unos 3,3 metros de altura, 8 metros de largo y 4,5 metros de ancho. La misma representa un mar de plástico de separación por el que la gente puede caminar y recorrer.

 

La instalación está diseñada para representar la separación del océano de plástico en un intento de atraer y alentar a las personas a decir no a los plásticos de un solo uso, especialmente los sorbetes”, explicó el artista Von. “Son usadas solo por unos minutos pero tardan siglos en desaparecer. Cientos de millones de pajitas se utilizan cada día en todo el mundo. Queríamos interceptar solo una fracción de ellos para mostrar cómo estas pequeñas cosas se suman en un gran problema“.

La instalación tendrá una duración de aproximadamente tres meses en Estella Place, Ciudad Ho Chi Minh, abierta al público en general para visitarla.

“Las personas pueden caminar a través de estas dos paredes de paja y, con suerte, obtener una reacción emocional al enorme volumen de basura que se genera cada día en nombre de la conveniencia”, concluyó Von.

Fuente:María Inés Villola
Buenas Noticias