Será parte de la campaña del país para cumplir con los objetivos del Acuerdo de París.

Hace unas semanas, el primer ministro australiano, Scott Morrison, anunció un ambicioso plan que implica plantar mil millones de árboles como parte de nueve centros forestales en todo el país hacia 2030. Su anuncio fue realizado en el marco de una visita de un vivero forestal en la ciudad de Somerset, Tasmania, que será un sitio de uno de los centros, informó el Sydney Morning Herald.

El proyecto costará unos $ 12.5 millones de AUD –un poco menos de $ 9 millones de USD– y, según el Straits Times, se espera que elimine 18 millones de toneladas de gases de efecto invernadero del ambiente cada año, desde ahora hasta el 2030.

Según lo explicado por Futurism, este proyecto es parte de la campaña del país para cumplir con los objetivos del Acuerdo de París. El objetivo central del acuerdo es “fortalecer la respuesta mundial a la amenaza del cambio climático” limitando el aumento de la temperatura global, según el sitio web de las Naciones Unidas. Si el proyecto de plantación de árboles de Australia realmente ayuda a la nación a eliminar 18 millones de toneladas de gases de efecto invernadero cada año, sin duda ayudará a acercar a Australia al objetivo del Acuerdo de París.

Además de los beneficios ambientales de plantar más árboles, el primer ministro destacó cómo el proyecto creará más empleos para los australianos.

 

Fuente: Intriper.
Fuente Foto: La Voz del Despertar.

Fuente:  María Inés Villola  Buenas Noticias