sábado, mayo 18, 2024

Red de Buenas Noticias

Cada día sucede algo bueno...

InicioEcologíaEl sector eólico y MITECO firman el WIND CHARTER ESPAÑOL para maximizar...

El sector eólico y MITECO firman el WIND CHARTER ESPAÑOL para maximizar la transición energética en torno a la energía eólica

En el marco del Congreso y Feria WindEurope que se celebra los días 20, 21 y 22 de marzo en Bilbao, el sector eólico y MITECO firman el WIND CHARTER ESPAÑOL (Carta Eólica), que identifica las líneas de actuación para maximizar el aprovechamiento de las oportunidades sociales e industriales de la transición energética en torno a la energía eólica.

España se anticipa a otros países europeos en su firma del WIND CHARTER ESPAÑOL (Carta Eólica)tras su compromiso adquirido en diciembre de 2023, identificando 6 líneas concretas de actuación. La firma del WIND CHARTER ESPAÑOL (Carta Eólica) es una oportunidad para la modernización de la economía española, la creación de empleo, el posicionamiento de liderazgo español en energías renovables y acelerar la transición energética, contando con las personas y el medio ambiente.
La industria eólica española es un pilar fundamental para el impulso económico, la creación de empleo cualificado y la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y mantiene la firme convicción de jugar un rol protagonista para el cumplimiento del PNIEC.

El compromiso con el crecimiento del mercado interno y el desarrollo de nueva potencia eólica en España es esencial para asegurar la competitividad de nuestra industria en el mercado global y contribuir significativamente a los objetivos económicos, medioambientales e industriales. España necesita de un mercado eólico ambicioso, ágil, lineal y saludable, y garantizar una industria competitiva, sólida y estable.

Hoy, en Bilbao, se ha firmado el WIND CHARTER ESPAÑOL (Carta Eólica) por parte de la Vicepresidenta tercera y Ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, y el presidente de la Asociación Empresarial Eólica, Juan Diego Díaz. Además, en la firma ha estado presente el CEO de WindEurope, Giles Dickson, así como representantes del sector eólico español.

En el WIND CHARTER ESPAÑOL (Carta Eólica) se detallan seis líneas de actuación orientadas al desarrollo del sector eólico y se especifican herramientas para poderlas llevar a cabo. Las líneas de actuación son las siguientes: 1) una mayor visibilidad y robustez en las previsiones de despliegue de generación eólica; 2) un diseño mejorado de las subastas de energía renovable que tenga en cuenta criterios y estándares de valor añadido más allá del puro precio; 3) mejoras en los procesos de toma de decisión de las propias empresas de modo que estén alineados con estos mismos principios; 4) reducir la volatilidad del sector con mayor previsibilidad y el impulso de acuerdos a largo plazo; 5) la vigilancia de prácticas de comercio internacional para evitar prácticas anticompetitivas y 6) el apoyo de las capacidades de fabricación del sector eólico en la UE junto con el refuerzo de las capacidades industriales y de empleo existentes.

Maximizar la transición energética en torno a la energía eólica

La firma del WIND CHARTER ESPAÑOL (Carta Eólica) es un paso en el compromiso entre el Gobierno y el sector eólico. El pasado mes de diciembre se firmó el WIND CHARTER ESPAÑOL (Carta Eólica), cuando 26 ministros de Energía de la UE respaldaron el European Wind Power Action Plan, junto con CEOs de la industria eólica en el marco de una reunión del Consejo de Ministros de Energía en Bruselas. España no sólo se adhirió a la iniciativa, sino que además fue el principal país impulsor y tractor para sumar a otros países. Además del apoyo de los gobiernos europeos, más de 300 empresas se sumaron, siendo un número considerable de estas empresas españolas. La energía eólica es la principal tecnología limpia “made in Europe”.

La industria eólica en nuestro país es un pilar fundamental para el impulso económico, la creación de empleo y la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y mantiene una firme convicción de seguir jugando un rol protagonista para el cumplimiento del PNIEC. Por otro lado, el compromiso con el crecimiento del mercado interno y el desarrollo de nueva potencia eólica en España es esencial para asegurar la competitividad de nuestra industria en el mercado global y contribuir significativamente a los objetivos económicos, medioambientales e industriales. España necesita de un mercado eólico ambicioso, ágil, lineal y saludable, y garantizar una industria competitiva, sólida y estable.

Juan Diego Díaz, presidente de AEE, ha calificado de oportuno el momento de la firma: “La actual situación energética, junto con el escenario de dependencia de los productos energéticos y sus cadenas de valor, justifican la adopción de mecanismos de emergencia bajo una óptica común en la Unión Europea, que permitan seguir avanzando hacia la Transición Energética, pero a su vez garantizando una autonomía estratégica basada en el liderazgo de las tecnologías “cleantech” en Europa, tanto de sus actores, como de sus cadenas de suministro críticas. La firma del WIND CHARTER ESPAÑOL (Carta Eólica) demuestra que la eólica es una de las tecnologías clave para la transición hacia fuentes de energía renovables, y proyecta una imagen de España en la arena internacional como país tractor, de referencia y con la convicción de alcanzar la autonomía industrial abierta en tecnologías limpias”.

Giles Dickson, CEO de WindEurope, durante la firma del WIND CHARTER ESPAÑOL (Carta Eólica) ha afirmado “El paquete de energía eólica de la UE ha supuesto un punto de inflexión: quince acciones inmediatas para fortalecer la industria eólica europea y acelerar la expansión de la energía eólica. Los gobiernos europeos (26) firmaron una Carta Eólica Europea comprometiéndose a implementar el paquete. Es fantástico que España esté cumpliendo con el compromiso de firmar un WIND CHARTER ESPAÑOL (Carta Eólica), que detalla las acciones que el Gobierno y la industria van a adoptar:  Mejor diseño de subastas, agilización en los permisos para los nuevos proyectos, apoyo a la excelente industria eólica española, entre otras”.

La aportación de la eólica al PIB ya asciende al 0,5%, con casi 6.000 M€ anuales, el sector cuenta con 40.000 empleos de alta cualificación, el gasto de personal de las compañías del sector es de los más elevados del tejido industrial en nuestro país, con cifras equivalentes a sectores como las telecomunicaciones o la industria farmacéutica, las exportaciones superan los 2.500 € anuales situándonos en el 5º puesto del ranking mundial, y el desarrollo de patentes sigue siendo líder en nuestro país, ocupando el 6º puesto a nivel mundial.  Por ello, velar por nuestra industria eólica en Europa y en España con el objetivo de mantener y fortalecer toda la cadena de valor es sin duda una prioridad. En 2030 la eólica tiene como objetivo alcanzar la cifra de 63 GW totales instalados en el país.

Fuente: Redacción ECOticias – J
ECOticias

TE PUEDE INTERESAR

TOP 10

COMENTARIOS RECIENTES