Libros que nos inspiran: 'Génesis: el origen de las sociedades' de Edward O. Wilson

Nacido en Alabama en 1929, galardonado dos veces con el premio Pulitzer, Edward O. Wilson es un mundialmente conocido entomólogo, sobre todo en el ámbito de las hormigas, y aquí, con Génesis, el origen de las culturas, vuelve a demostrar su buena mano con la divulgación científica.

Si bien no alcanza la cumbre de Consilience: la unidad del conocimiento, también porque estamos ante un libro de hechuras modestas, lo cierto es que sus páginas son muy disfrutables.

Frutos de la biología evolutiva

Todas las partes de nuestro cuerpo, incluido nuestro cerebro, tienen una base física que cumple con las leyes de la física y la química. Y, hasta donde sabemos, todo ello es fruto de la evolución por selección natural.

Génesis: El origen de las sociedades (Drakontos)

Génesis: El origen de las sociedades (Drakontos)

Hoy en Amazon por 19,85€

Al afirmar que las creencias religiosas y las cuestiones filosóficas se pueden reducir a componentes puramente genéticos y evolutivos, y que tanto el cuerpo como la mente humanos poseen una base física que obedece a las leyes de la física y la química, Génesis demuestra que el único modo que tenemos para comprender el comportamiento humano es estudiar las diversas historias evolutivas de las especies no humanas. Wilson demuestra que se han observado al menos diecisiete (entre ellas la rata topo desnuda africana y el camarón que deja sus huevos en una esponja) que han desarrollado sociedades avanzadas basadas en niveles de altruismo y la cooperación parecidos a los humanos.

a
  • Tapa dura: 160 páginas
  • Editor: Planeta (14 de julio de 2020)
  • Colección: Drakontos
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8491992111
  • ISBN-13: 978-8491992110

También podéis ver esta videocrítica al libro, donde leo algunos fragmentos que me han parecido particularmente interesantes.


La noticia Libros que nos inspiran: ‘Génesis: el origen de las sociedades’ de Edward O. Wilson fue publicada originalmente en Xataka Ciencia por Sergio Parra .

Fuente: Sergio Parra Xataka Ciencia