La medida busca sustituir 14.000 vehículos de transporte de pasajeros a partir de 2029.

Como parte de su iniciativa para reducir el impacto en el medio ambiente, el estado de California aprobó la semana pasada una ley que obliga a las empresas de transporte público a adquirir colectivos de emisión cero (eléctricos o que utilicen células de hidrógeno) a partir de 2029, y reemplazar su flota completa antes de 2040.

Mediante esta nueva ley, el estado busca reemplazar unas 14.000 unidades de combustible fósil por vehículos de emisión cero. Para esto, las empresas tendrán acceso a subsidios, además de fondos derivados del acuerdo con la empresa Volkswagen luego del escándalo de los registros de emisión de vehículos falsificados, que obligó a la firma a pagar más de 25.000 millones de dólares en los Estados Unidos.

Mary Nichols, la presidenta del Directorio de Aire y Recursos de California (CARB por sus siglas en inglés), aseguró que California debe “promover estándares que sean más progresivos” que el gobierno nacional por la polución crónica del aire en el estado.

California es un estado con una agenda verde muy marcada: en septiembre de este año se aprobó la ley que requiere que las concesionarias comercialicen vehículos de emisión cero únicamente a partir del año 2040, y desde julio pasado una ley obliga la instalación de paneles solares en todas las viviendas como parte de la transición a una red eléctrica completamente renovable antes de 2045.

Las metas, sin lugar a dudas son muy ambiciosas, por lo que los promotores de la ley esperan que la inversión en infraestructura y el desarrollo de la tecnología reduzca los costos durante la próxima década.

De todos los vehículos vendidos en el año 2016 en la región, apenas el 1,9% fueron de emisión cero, y tan solo 153 de los 12.000 colectivos aproximadamente que recorren sus calles, no utilizan combustible fósil. Pero esto está por cambiar… y para bien.

 

 

Fuente: Filo News.
Fuente Foto: Climate Action.

Fuente:   María Inés Villola   Buenas Noticias