El ODS 5 exige el fin de todas las formas de discriminación contra las mujeres y las niñas, el fin de la violencia de género y la participación plena y efectiva y la igualdad de oportunidades para el liderazgo en todos los niveles de la toma de decisiones en la vida política, económica y pública.

Si bien se logró un progreso significativo hacia la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres bajo los Objetivos de Desarrollo del Milenio (incluido el acceso igualitario a la educación primaria para niñas y niños), las mujeres y las niñas continúan sufriendo discriminación y violencia en todas partes del mundo. La igualdad de género no es solo un derecho humano fundamental, sino una base necesaria para un mundo sostenible. Proporcionar a las mujeres y las niñas acceso equitativo a la educación, la atención médica, el trabajo decente y la representación en los procesos de toma de decisiones políticas y económicas promoverá economías sostenibles y beneficiará a las sociedades en general.

¿Cómo es esto relevante para la minería y los metales?

Existe desigualdad de género en la forma en que se experimentan los beneficios y los impactos adversos de la minería. En general, los beneficios (en términos de empleo y oportunidades económicas) tienden a corresponder a los hombres, mientras que las mujeres soportan una carga desproporcionada de impactos, que en casos extremos puede incluir la violencia. Las compañías mineras tienen la responsabilidad de garantizar la igualdad de género, ya que se relaciona tanto con la fuerza laboral como con las comunidades. Esto requiere que las empresas reconozcan activamente los derechos de las mujeres a la propiedad y los recursos, incluyan a las mujeres como partes interesadas en los procesos de adquisición de tierras, reasentamiento y consulta, y creen un acceso inclusivo a empleos y oportunidades económicas.

Lo que las empresas necesitan saber para gestionar los impactos o hacer una contribución positiva

La dinámica de género en las comunidades locales a nivel operativo y los parámetros culturales para buscar activamente fortalecer los roles de las mujeres (por ejemplo, en la toma de decisiones).


Cómo sus actividades o presencia crean riesgos de impactos adversos en las mujeres y cómo pueden garantizar que estos riesgos se aborden adecuadamente.


Iniciativas existentes lideradas por otros para promover la igualdad de género y cómo alinearse con estos esfuerzos para fortalecer la igualdad de género.

Fuente:PROhumana
RSSMix.com Mix ID 8156608